Desarticulada la banda que robó 3.000 móviles en una nave industrial

Desarticulada la banda que robó 3.000 móviles en una nave industrial

El grupo actuaba violentamente y utilizaba placas falsas de la Policía

J.V. MUÑOZ-LACUNAToledo

La Guardia Civil ha conseguido desmantelar la banda que en abril de este año robó 3.000 teléfonos móviles de última generación valorados en 600.000 euros en una nave industrial de Seseña (Toledo). Fue su golpe más espectacular pero no el único pues a los once detenidos en la operación se les atribuyen decenas de violentos robos en la Comunidad de Madrid y en la provincia de Toledo.

El grupo utilizaba coches de alta gama previamente sustraídos para delinquir y sus miembros residían en barrios del sur de Madrid desde donde se desplazaban para cometer los robos. Además, entre ellos existían relaciones familiares y de vecindad. Según la Guardia Civil, en algunas ocasiones llegaron a exhibir placas identificativas del Cuerpo Nacional de Policía que resultaron ser falsas.

Su robo más espectacular fue el de los 3.000 teléfonos móviles de Seseña, buena parte de los cuales han sido recuperados. En la operación también se han recuperado vehículos de alta gama que habían sido sustraídos y cuyo valor ronda el millón de euros, armas de fuego, numerosa munición, tres kilos y medio de hachís, 60 gramos de speed, 10 gramos de cocaína y plantas de marihuana.

A los once detenidos se les imputan los delitos de robo con fuerza en las cosas, robo de vehículos, tenencia ilícita de armas, atentado contra agente de la autoridad, falsificación de documentos, contra la seguridad del tráfico y contra la salud pública.