Muere arrollada por un tren cuando huía tras sufrir un accidente de tráfico en Madrid

La fallecida viajaba como copiloto en el vehículo implicado en el suceso, cuya conductora dio positivo en la prueba de alcoholemia

Una mujer de 35 años murió el pasado domingo en el distrito madrileño de Villaverde tras ser arrollada por un tren de Cercanías cuando presuntamente huía tras sufrir un accidente con el coche en el que viajaba con una amiga bajo los efectos del alcohol.

Según han confirmado a Efe fuentes de la Policía Municipal, el suceso ocurrió sobre las once de la mañana cuando un coche conducido por una mujer chocó con otro. El conductor del segundo vehículo llamó a los agentes para tramitar el atestado y porque la conductora parecía nerviosa.

En ese momento, según recoge ABC.es, una mujer que iba de pasajera en el primer coche salió corriendo hacia las vías del tren, a apenas cien metros. Atravesó una valla y, según se supo poco después, fue arrollada por un convoy. Murió en el acto.

Cuando los agentes acudieron al accidente de tráfico practicaron una prueba de alcoholemia a la conductora que dio positivo, con una tasa de 1.05, por lo que fue detenida por un delito contra la seguridad vial, según las fuentes, que precisan que se mostró agresiva y llegó a golpear a los policías y al coche.

Poco después supieron del arrollamiento de una mujer en las vías del tren cercanas y comprobaron que, según las primeras hipótesis, era la mujer que acompañaba a esa conductora y que había huido. Las mismas fuentes aseguran que la finada tenía antecedentes policiales.