El mundo se rebela contra el cambio climático

Hacer ruido es el objetivo de las protestas que han recorrido el mundo de un lado a otro. Ruido para denunciar que se acaba el tiempo, que el cambio climático es una emergencia real. En Londres, los manifestantes se han pegado al suelo con pegamento, y ha habido 200 detenciones. Manifestaciones que se han repetido en Sydney y en Berlin. En Nueva York, han llenado de sangre el toro de Wall Street y las calles de Manhatan. Un día en el que se investiga quién ha colgado un muñeco con el rostro de Greta Thunberg de un puente de Roma. Es la joven de 16 años, que se ha convertido en un símbolo de la lucha por salvar el planeta.