El PSOE pide que Salvamento Minero se sume al equipo europeo de emergencias

El eurodiputado asturiano Jonás Fernández presenta un escrito ante la UE para que la brigada se una a este cuerpo formado por personal de 23 países

P. LAMADRID GIJÓN.

El eurodiputado socialista asturiano, Jonás Fernández, presentó ayer un escrito ante la Comisión Europea para solicitar la incorporación de la Brigada Central de Salvamento Minero a la 'European Emergency Response Capacity' (EERC), «mecanismo que busca avanzar en la coordinación en materia de protección civil en Europa, permitiendo una respuesta más eficaz y coordinada ante todo tipo de desastres», explicó. Asimismo, Fernández destacó que la brigada, fundada en 1912, atesora una dilatada experiencia en rescates mineros en el ámbito nacional e internacional. «Por su profesionalidad, experiencia y compromiso, no tengo ninguna duda de que la incorporación de la brigada minera al EERC supondría un refuerzo extraordinario para la seguridad de los europeos ante todo tipo de desastres», subrayó.

En el escrito presentado, pregunta a la Comisión Europea si considera que este equipo de especialistas debería de incorporarse al cuerpo europeo de emergencias «a través del mecanismo europeo de protección civil». En caso afirmativo, Fernández solicitó conocer los pasos a seguir para la integración de la Brigada de Salvamento Minero en el EERC.

Con otros dirigentes socialistas se reunirán hoy los ocho componentes de este equipo de rescatadores que participó en el operativo del pequeño Julen Roselló en la localidad malagueña de Totalán. Lo hará con la delegada del Gobierno, Delia Losa, y con el presidente del Principado, Javier Fernández, en sendos actos que tendrán lugar en Oviedo.

A los numerosos apoyos mostrados en los últimos días por diferentes colectivos, se sumó ayer el de la patronal del carbón. El presidente de Carbunión, Pedro Iglesia, respaldó la continuidad de la Brigada de Salvamento Minero, «no solo por lo realizado, sino por lo que le queda por hacer». No obstante, alertó del complicado panorama que se presenta tanto para estos mineros como para el resto.

«Va a ser difícil mantener una brigada creada para actuar en situaciones complejas cuando nuestras minas están prácticamente condenadas al cierre y entonces no habrá situaciones reales en las que intervenir»,señaló. En este sentido, Iglesia lamentó que el Gobierno central «no haya dado ninguna facilidad» a las empresas que quisieron continuar con la actividad minera al terminar 2018, con lo que el sector está abocado a la desaparición.