El SOMA pide que se mantenga Nicolasa para garantizar el futuro de la brigada

El Montepío formará un grupo de trabajo para sumar apoyos a la candidatura popular para que Salvamento Minero opte al Premio Princesa

P. LAMADRID

SOMA-Fitag-UGT tiene previsto presentar a Hunosa un documento para «buscar una mayor proyección de la Brigada de Salvamento Minero que garantice su futuro». Un trabajo que el sindicato ya habría iniciado en 2015 y que entregará a la dirección de la hullera pública en el marco de la negociación del plan de empresa que ahora se desarrolla. Es una iniciativa «cuyas líneas básicas llevamos planificando desde hace tiempo y que no surge como consecuencia del triste suceso de Totalán», recalcó ayer el sindicato.

La propuesta del SOMA pasa por mantener la brigada «como entidad de referencia nacional para rescates en actividades mineras y subterráneas de todo tipo». Pero de forma independiente «y sin diluirse en ningún otro cuerpo de emergencias». Para lograr que siga siendo un referente nacional, apuntó el SOMA, «es necesario el mantenimiento de un pozo con extracción de carbón teniendo en cuenta que los métodos de explotación en este tipo de actividad proporcionan una base de técnicas mineras aplicables al resto de minerías y actividades subterráneas y de entrenamiento para los brigadistas».

Además, el continuo reciclaje y relevo generacional que precisa este equipo hace necesaria la supervivencia del pozo Nicolasa, el único que mantiene la actividad extractiva en Asturias. «Es el punto de partida donde se adquiere la experiencia minera para poder ser un futuro brigadista», subrayó el sindicato. Asimismo, el SOMA planteará a Hunosa la creación de un centro nacional de entrenamiento en rescates, de modo que el saber hacer de la brigada no se pierda. La idea es aprovechar las instalaciones, tanto exteriores como interiores, de uno de los pozos que han cesado recientemente su actividad (el Santiago o el Carrio).

Por otro lado, la comisión regional del Montepío de la Minería aprobó ayer «asumir el reto» de presentar la candidatura popular de la brigada al Premio Princesa de la Concordia y la Solidaridad. Esta decisión supone la puesta en marcha de un grupo de trabajo en la fundación Obra Social Montepío destinado a «documentar, promover y recabar amplios apoyos sociales fuera y dentro de España» destinados a lograr ese agradecimiento a la trayectoria de Salvamento Minero tras 107 años de actividad. También con el fin de reconocer la labor de la brigada el grupo de Podemos en el Parlamento asturiano envió ayer una propuesta de declaración institucional al resto de partidos de la Cámara. De aprobarse en la junta de portavoces del lunes, se leería en la sesión plenaria del 8 de febrero.

 

Fotos

Vídeos