Cazado in fraganti el veterinario que maltrataba a un perro

Una cámara de seguridad descubrió el maltrato

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Ocurrió en Colombia. Cuando el dueño de Teo, un perro de raza Shih Tzu, fue a recogerlo a la clínica veterinaria 'El Country' de Barranquilla notó que se comportaba de forma extraña. «Teo estaba decaído, no podía moverse y babeaba», explicó el hombre a través de su cuenta en Facebook. Preguntó en la clínica si estaba todo bien y le dijeron que sí, que no se preocupara.

El dueño llevó al animal a otra clínica veterinaria y empezaron a tratar al perro como si hubiese sufrido una intoxicación o sedación, pero finalmente le confirmaron que Teo habría sufrido algún golpe o caída.

Indignado, el hombre puso una denuncia y se abrió una investigación. Cuando los gerentes de la clínica El Country revisaron las cámaras de seguridad descubrieron lo que había pasado en realidad: uno de los veterinarios del centro golpeó fuertemente al animal y luego intentó reanimarlo.

El empleado fue despedido.