Test con hielo: Pedro Durán, actor

«En verano, voy a escape libre»

Pedro Durán, en pleno subidón. / PABLO LORENZANA
Pedro Durán, en pleno subidón. / PABLO LORENZANA

«Uno de los mayores placeres de esta época es no llevar ropa interior» | «Después de agosto, nada de deprimirse: San Mateo asgaya. Este Ayuntamiento no me lo va a joder. ¡Home va!»

A. VILLACORTAOVIEDO.

Muy pocas cosas hay que se le pongan por delante a Pedro Durán, ovetense de los que esperan con ansia septiembre para cerrar los chiringuitos mateínos, comunicador audiovisual que curra en la TPA, coqueto de los que no revelan la edad así los maten, actor de los que se gastan la tela de la tele en producir espectáculos teatrales y, además de todo eso, licenciado en Pedagogía «gracias a una educación pública de calidad» y defensor acérrimo de la oficialidá. Claro, intensito y directo como él solo.

-¿Cómo le va el verano?

-Muy rico, muy guapo y muy abundante.

-¿A qué se está dedicando cuando orbaya?

-Eso ye una mentira de los del tiempo. N'Asturies nun orbaya. Fae un branu estupendu, tórridu y tropical.

-¿El mayor placer que se permite en esta época y que en otras tiene prohibido?

-No llevar ropa interior. En verano, voy a escape libre.

-¿Vicios confesables?

-Un kalimotxo bien frío en una terracita.

-¿Algo que deteste de esta época?

-No puedo con el turisteo pacón de cachopo y 'sidriña'.

-¿Y algo que adore sobre todas las cosas?

-Las noches eternas y calurosas.

-¿Sombrilla o vuelta y vuelta?

-Un poco de todo, que la piel tiene memoria: un poco de vuelta y vuelta, un poco de sombrilla y un chapuzón... Soy muy de un clásico veraniego: «Yo te doy cremita, tú me das cremita».

-¿Textil o nudista?

-Bañador con piñas, plátanos, bananas, limones, flamencos, tucanes y demás iconos veraniegos de 'fashion victim'.

-¿Benidorm o Castilla?

-Benidorm, la calle del Coño, el sentir un acentu de Mieres en plena playa de Poniente.

-¿Tiene un verano de su vida?

-Un verano loco en Malta de hace unos años, internacional, políglota, sexual, con risottos y capuccinos, con baños nocturnos, con Popeye y la Blue Lagoon... ¡Madre, qué veranito el de aquel año!

-¿Y su viaje?

-Un viaje por carretera desde Lorient, en Bretaña, después de vivir su festival intercéltico, hasta Asturies, recorriendo la costa francesa con amigos, vino y ostras.

-¿Algún destino pendiente?

-Muchos... Nueva Zelanda, por ejemplo.

-¿Qué tres coses se llevaría a una isla desierta?

-¿Tiene que estar desierta del todo?

-¿Y tres para dejarlas allí?

-Siempre mejor dejar a que te dejen.

-¿Una folixa que no se pierda?

-La fiesta de la oficialidá de Bimenes.

-¿Y dónde no le veremos nunca?

-En la feria taurina de Xixón... ¡Toros non!

-Complete la frase: el estío es para...

-Folgar. Aunque también se puede cambiar la 'g' por otra letra (Ríe).

-Y cuando agosto toque a su fin... ¿depresión postvacacional?

-Noooooooo... San Mateo asgaya... Este nuevo Ayuntamiento no me lo va a joder. ¡Home va!