Pierde todos los dedos de un pie tras una pedicura con peces

Pierde todos los dedos de un pie tras una pedicura con peces

La australiana Victoria Curthoys se encontraba de vacaciones en Tailandia cuando decidió someterse al tratamiento en un spa

EL COMERCIO
EL COMERCIO

Una turista australiana ha perdido todos los dedos de un pie tras someterse a una pedicura hecha con peces. En 2010, Victoria Curthoys, de 29 años, se fue de vacaciones a Tailandia y entre todas las actividades que tenía organizadas decidió cuidar su estética y acudió a un spa donde le recomendaron realizar un tratamiento de ictioterapia.

Consiste en meter los pies en unas peceras habilitadas con agua templada donde entre 100 y 200 peces de no más de 5 centímetros se encargan de eliminar las pieles muertas. No muerden, ya que carecen de dientes, solo succionan. Es equivalente a un peeling o exfoliación natural, pero aplicado a los pies.

Al volver a Australia y sentirse rara Victoria decidió acudir al médico, pero tardaron dos años en diagnosticarle lo que tenía: una infección causada por ese masaje que a simple vista parecía inofensivo. Cuando se dieron cuenta, ya era demasiado tarde. Tuvieron que apuntarle el dedo gordo del pie derecho.

Pero cuando creía que ya podía volver a la normalidad, el problema fue a más. «Todas las mañanas vomitaba y tenía fiebre», explica la afectada al diario británico The Sun. Con el paso de los años, la fuerza que tenía que hacer en los otros dedos al andar le provocó nuevas infecciones que requirieron amputarle el resto de los dedos. A pesar del trauma que supuso para ella perder los cinco dedos de su pie, afirma que se siente «afortunada» por conservar la extremidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos