El Vaticano se desmarca de las críticas del nuncio a la exhumación de Franco

El exnuncio en España, Renso Fratini. /
El exnuncio en España, Renso Fratini.

Afirma que las palabras de Fratini fueron a título personal porque la Santa Sede no se inmiscuye en asuntos de otro país

Ramón Gorriarán
RAMÓN GORRIARÁNMadrid

El Vaticano se desmarcó este jueves de las críticas del ya exnuncio en España a la decisión del Gobierno socialista de exhumar los restos de Francisco Franco. Las palabras de Renzo Fratini fueron a «título personal», precisó en un comunicado el portavoz interino de la Santa Sede, Alessandro Gisotti.

El diplomático vaticano señaló en una entrevista el 30 de junio, 48 horas antes de abandonar España, que el Gobierno de Pedro Sánchez «ha resucitado a Franco» con su decisión de trasladar los restos del dictador del Valle de los Caídos a un cementerio de El Pardo. «Dejarlo en paz era mejor» porque la exhumación solo ha servido para «recordar algo que ha provocado una guerra civil», añadió.

El Gobierno socialista presentó una queja formal ante el Vaticano por la «injerencia» en los asuntos internos de España. El nuncio tuvo «un comportamiento absolutamente inaceptable», dijo la vicepresidenta Carmen Calvo.

El director de la oficina de prensa vaticana señaló que Fratini ya ha explicado que no pretendía «emitir un juicio sobre cuestiones políticas internas». Ratificó además que la postura de la Santa Sede sobre la exhumación del dictador ya fue transmitida el año pasado por el secretario de Estado, Pietro Parolin, a la vicepresidenta.

El asunto es «competencia del Estado español y está sometida al derecho y la justicia españolas», rezaba la carta de Parolin. El Vaticano «no se opone» al traslado de los restos «si la autoridad competente así lo dispone», añadió el jefe de la diplomacia católica.