Las viviendas españolas suspenden en accesibilidad universal

Escalones para acceder al portal, imposibilidad de colocar ascensores, puertas de entrada pesadas, o buzones demasiados altos, son algunos de los obstáculos que se encuentran en su día a día las personas con movilidad reducida en el entorno de su vivienda.Un estudio elaborado por la Fundación Mutua de Propietarios revela datos como que tan sólo un 0,6% de edificios destinados a viviendas cumple con los criterios de accesibilidad universal.A pesar de que en diciembre de 2017 finalizó el plazo para que todos los edificios eliminasen las barreras arquitectónicas, España lo incumple principalmente por dos motivos: el económico y el desconocimiento de la ley.Además, el futuro de la accesibilidad depende en gran medida, de la concienciación de la sociedad.