Abelardo: «Habría sido inviable fichar a Djurdjevic en mi época»

Abelardo posa en el parque Isabel La Católica antes de la entrevista./Arnaldo García
Abelardo posa en el parque Isabel La Católica antes de la entrevista. / Arnaldo García

«Si el Sporting ascendiera sería un equipo con un futuro impresionante», admite el técnico gijonés en una entrevista concedida a EL COMERCIO

Javier Barrio
JAVIER BARRIOGijón

Abelardo Fernández (Gijón, 1970) atiende a EL COMERCIO justo después de concluir la temporada del Sporting y tras su marcha del Alavés. En una entrevista que mañana saldrá íntegra en la edición impresa, con un pequeño adelanto bajo estas líneas, el técnico gijonés habla de su situación profesional, de la selección, de la posibilidad de regresar al Sporting y del futuro proyecto, entre otras cuestiones.

-¿Se va a tomar un año sabático tras salir del Alavés?

-Me planteo este tiempo para, en principio, descansar un poco. Vengo de un año y medio intenso en Vitoria. Venía mucho a Gijón, pero allí estaba sin la familia y era el momento para no continuar. Hicimos una temporada y media muy buena. El año pasado nos salvamos de forma increíble y este hicimos una campaña espectacular. La primera vuelta fue la mejor en la historia del Alavés y veía que era el tope, que era suficiente. No estaba preparado mentalmente para afrontar un tercer año allí. Ahora voy a desconectar y a recargar pilas para ver si sale algo que me interese.

-¿Influye su experiencia en el Sporting en este parón que se va a tomar?

-Las circunstancias del Sporting fueron distintas. Fueron dos años con dos gestas magníficas. El tercero fue lo que fue. Pero la situación era distinta con respecto al Alavés y a cómo está ahora el propio Sporting. Cuando nosotros estuvimos, no había dinero. No se podía fichar y la situación era difícil. Cometí una equivocación por haber seguido aquel año, pero no por eso me quitaré la culpa de lo mal que estuvimos esa temporada. Gran parte de lo que sucedió fue mi responsabilidad. Yo era el entrenador. Pero no tenía que haber seguido. No había dinero y era muy difícil establecer un proyecto con garantías de Primera, y, a diferencia de esto, en el Alavés sí que habría un proyecto la próxima temporada. Y es un club en el que tengo una sintonía muy buena con el director deportivo (Sergio Fernández). También le digo que ahora el Sporting tiene una economía buena. El verano pasado se fichó a Djurdjevic por 2,3 millones de euros, por poner un ejemplo, y en mi época plantear eso habría sido inviable. Creo que el Sporting, si ascendiera, sería un equipo con un futuro impresionante. Sería deuda cero y armar un equipo con garantías para seguir en Primera.

-¿Y le apetecería regresar?

-No me lo he planteado. Nunca se sabe. Entrenar en Gijón para mí fue muy bueno, pero muy duro. Gijón es una ciudad muy futbolera. Tuve dos años sensacionales, en los que me sentí muy querido y valorado, pero en el tercer año no salieron las cosas bien. Este año y medio en Vitoria, además de que nos haya salido bien, me he sentido muy querido. El ambiente de 'Mendi' es muy parecido al de El Molinón y el Alavés es un club con una capacidad de crecimiento que va a ir a más.

-Ha tenido alguna opción para seguir entrenando...

-De momento, nada. Me ha salido alguna cosa en el verano, pero no he querido ir. Tengo una cuestión personal, de una enfermedad, que también me retiene un poco para estar con mi familia y disfrutar de ella, que he estado un año y medio casi sin verla. Puedo permitirme no entrenar para recargar las pilas. Cuando vaya a coger un equipo quiero tener las pilas cargadas, como cuando fui al Alavés.

Lea mañana la entrevista íntegra en la edición impresa de LA VOZ DE AVILÉS-EL COMERCIO y en Kiosco y más .