Aitor García marca la diferencia

Aitor García marca la diferencia
Aitor García bate a Mariño con un disparo seco en el partido de la primera vuelta. / DANI SÁNCHEZ

El extremo, que en la primera vuelta lideró la victoria del Rayo Majadahonda contra el Sporting, busca su rendimiento más estable

J. BARRIO

Con el Rayo Majadahonda empezó el fenómeno sísmico que achicó al Sporting. Tras un inicio dubitativo, el equipo, entonces entrenado por Baraja, se enmendó en apariencia con una victoria de cierto pedigrí frente a Las Palmas. Pero en su estreno en el Wanda Metropolitano, unos días después, volvió a derrumbarse, atropellado por el modesto, aunque estético, equipo de Antonio Iriondo. Torpedeado en buena medida por la verticalidad de Aitor García, su mejor jugador aquel día, un diablo que marcó el primer gol del Rayo y asistió a Carcelén en el segundo, acelerando siempre desde la izquierda, a pierna cambiada. A la siguiente jornada, el técnico vallisoletano ya se encontró con pancartas que solicitaban su marcha en El Molinón. Una buena parte del sportinguismo se distanció y empezó a torcer el morro.

Más Sporting

El reparto de la película ha cambiado en este segundo asalto liguero con el equipo madrileño, con nuevos actores y situaciones, incluida la del traslado del extremo onubense a Gijón, pero el panorama clasificatorio ha afeado más. Al Sporting, descolgado a nueve puntos del 'play off', solo le queda la esperanza de recuperar crédito a base de victorias y ver ahí hasta dónde puede llegar. Pero no puede fallar y menos en casa, donde ha patinado terriblemente con tres derrotas en los cuatro últimos encuentros. Cifras terroríficas. Incluso ha variado el tema para el extremo, prometedor en Almendralejo, donde hasta marcó, y en línea descendente en los dos últimos partidos del Sporting. El equipo necesita su rendimiento más estable.

El Sporting de Gijón ante el reto de doce partidos

En todo caso, el tramo que pisa el Sporting en este momento es tremendamente motivante. El equipo inició su remontada en la jornada 26 -el domingo disputará la 27-, cuando dio comienzo a una inspiradísima inercia, encadenando doce jornadas consecutivas sin perder, con diez victorias y dos empates. De ese decena de triunfos, además, ocho llegaron de forma consecutiva. Los cuatro próximos partidos definirán mucho el futuro de los rojiblancos antes del derbi. El equipo de José Alberto, que recibe este fin de semana al Rayo Majadahonda, visitará luego Soria, regresará a El Molinón para medirse al Almería y después viajará a Córdoba.

El Sporting en Facebook: