Álex Pérez cerró ayer en Mareo su etapa en el Sporting

Uno de los jugadores que ayer se dejó ver por Mareo fue Álex Pérez. El central estuvo apenas un minuto en las oficinas y lo hizo para despedirse del personal que ayer acudió a las instalaciones .

Era la una y cuarto del mediodía cuando accedió al aparcamiento privado para dejar el coche oficial proporcionado a comienzos de la temporada. No quiso hacer declaraciones. Su cara reflejaba su última etapa vivida como rojiblanco. Sin apenas protagonismo, el central dijo ayer adiós a su aventura en Gijón. No será el único que se despedirá de la entidad gijonesa.