Amargo empate del Sporting

Amargo empate del Sporting

Los rojiblancos dejaron escapar dos puntos ante el Deportivo, que empató de penalti en la última jugada

ANDRÉS MAESE

Al Sporting le sobró un minuto de partido. El último. Ese en el que Borja López sacó la mano a pasear en un saque de esquina y que pasó inadvertido para el colegiado, pero no para el VAR. El videoarbitraje entró en acción para que el Deportivo, gracias a Aketxe, empatara el gol inicial de Djurdjevic.

La sorpresa saltó una hora antes de que se iniciara el partido. José Alberto organizó una pequeña revolución en el once inicial. Además de darle entrada a Unai Medina, Nacho Méndez y Álvaro Vázquez, el preparador varió el sistema para alinear a dos delanteros. El serbio jugó acompañado del otro ariete del equipo, por lo que no sintió el habitual abandono en la zona de ataque. Otra de las consecuencias del nuevo esquema es que Manu García se desplazó a la izquierda, una posición en la que estuvo cómodo y se dejó notar con internadas hacia la mediapunta como se vio en el gol de Djurdjevic.

La noticia de la renovación del serbio con el Sporting la celebró de la mejor manera. Estrenando su casillero goleador de la temporada. Lo hizo con un extraordinario tanto en una jugada que se inició con el robo del balón de Nacho Méndez en el centro del campo. Manu García tomó el testigo con cuatro toques para asistir al delantero. Cuando la jugada apuntaba hacia la banda derecha, el centrocampista cambió el rumbo con un pase al desmarque de Djurdjevic. El serbio hizo el resto.

Según le llegó el balón al vértice del área, disparó con mimo a la escuadra opuesta. Un derechazo milimétrico que batió a Dani Giménez por arriba para locura de El Molinón. Tan solo habían pasado cuatro minutos desde el pitido inciial. Con un Sporting prometedor y atrevido, el estadio se vino arriba, pero el paso de los minutos y las imprecisiones atrás a la hora de sacar el balón jugado desconectó al equipo.

1 Sporting

Sporting: Mariño; Unai Medina, Babin, Borja, Damián; Fuego, Méndez, Carmona (Pablo Pérez, m. 64), Manu García (Molinero, m. 84); Djurdjevic y Álvaro Vázquez (Salvador, m. 76).

1 Deportivo

Deportivo: Dani Giménez; Bóveda (Jovanovic, m. 76), Lampropoulos, Montero, Salva; Bergantiños, Vicente Gómez (Borja, m. 54), Mollejo, Gaku (Koné, m. 69), Aketxe y Santos.

GOLES:
1-0: m. 4, Djurdjevic. 2-0: m. 95, Aketxe (p)
Árbitro
Pulido Santana. Amonestó en el Sporting a Carmona, Damián, Fuego, Borja; y en el Deportivo a Vicente Gómez, Montero, Lampropoulos,
incidencias:
partido disputado en El Molinón ante 18. 570 espectadores

El Dépor no supo aprovechar los errores de bulto que cometió el Sporting para empatar la contienda en la primera mitad. Babin, Fuego, Borja y Mariño se equivocaron en varias ocasiones y precipitaron acciones de cierto peligro para los deportivistas, que estuvieron cerca de igualar el marcador.

El gran susto para el sportinguismo lo protagonizó Santos. El delantero del Deportivo cabeceó un centro de Mollejo desde la derecha que se estrelló en el larguero de la portería de Mariño mientras Damián solicitaba falta previa. El atacante seguirá preguntándose cómo pudo fallar la ocasión porque remató a metro y medio de la línea de gol cuando Mariño ya estaba batido.

El descanso fue lo mejor que le pudo pasar al Sporting. Los hombres de José Alberto habían perdido la posición en el campo y el Dépor estaba más cerca de marcar que nunca. Los quince minutos sirvieron para que el técnico ovetense recolocara a sus futbolistas.

La segunda parte comenzó con un ritmo vertiginoso. El Sporting pudo marcar en un par de acercamientos con peligro a la portería de Dani Giménez, pero el Dépor también gozo de ocasiones para empatar. Sobre todo en un saque de falta lateral en el que Aketxe obligó a Mariño a sacar su ya habitual espectacular parada. Apenas habían pasado diez minutos desde la reanudación y la emoción volvía a apoderarse de El Molinón.

La unión entre el equipo y la grada fue a más y los rojiblancos pusieron una marcha más en el encuentro para intentar sentenciar lo antes posible. Mientras Djurdjevic se gustaba buscando su segundo tanto de la noche con un buen disparo desde la frontal, José Alberto movió el banquillo para dar entrada a Pablo Pérez en lugar de Carmona.

Una nueva 'expulsión'

La anécdota del encuentro se produjo a falta de 25 minutos para el final. El colegiado sacó la tarjeta roja a Damián cuando en realidad quiso mostrarle la amarilla. Fueron unos segundos de incertidumbre que el colegiado enseguida quiso explicar. Simplemente se había equivocado. El susto para el lateral izquierdo del Sporting fue mayúsculo, pero terminó entre risas.

Si Djucka buscaba su segundo tanto, Manu García se divertía escorado en la banda izquierda. Además de crear peligro se unió a Méndez y Fuego para luchar por cada uno de los balones que pasaron por el centro del campo. Estuvo a la altura de un duelo ante uno de los aspirantes al ascenso pese a que el Dépor no atraviesa su mejor momento.

Más Sporting

El segundo movimiento en el banquillo rojiblanco produjo un cambio en el sistema. José Alberto reforzó el centro del campo y dejó a Uros solo en el ataque. Álvaro dejó su sitio a Cristian Salvador para situarse junto a Javi Fuego. Quedaba un cuarto de hora y había que defender el único tanto de la noche. Tocaba sufrir.

Y el sufrimiento llegó hasta que Borja López cometió un claro penalti por mano. Quedaba un minuto para el final y el VAR entró en acción. No había duda. La última batalla de la noche la iban a llevar a cabo Aketxe y Mariño. Y ganó el jugador del Deportivo que batió al portero con un suave remate para empatar. Un amargo punto para un equipo que mereció más premio.