Anquela: «Ha sido una fortuna más que buscada»