Rubén Baraja: «¿Mi futuro? Paso palabra»

Rubén Baraja, con cara de preocupación durante el partido. / Damián Arienza

El técnico rojiblanco afirmó que «no se puede vivir con esta ansiedad permanente, porque eso se traslada también al juego»

VÍCTOR M. ROBLEDO

Mientras Rubén Baraja comparecía ante los medios de comunicación para analizar el partido ante el Reus, un grupo de aficionados colocaba varias pancartas junto a la entrada al parking de El Molinón para pedir su dimisión. El técnico rojiblanco vivió uno de sus días más complicados desde que asumió el banquillo del Sporting, con cánticos desde la grada contra su gestión y pitos a sus jugadores. «A nadie le gusta vivir un partido así», admitió el vallisoletano, que al ser preguntado sobre su futuro respondió un escueto «paso palabra».

Baraja, en cualquier caso, hizo una lectura positiva de la actuación de sus jugadores más allá del resultado. «En un partido como el de hoy, en el que eres protagonista y manejas el juego con seis o siete ocasiones clarísimas, te equivocas en una acción aislada y te penaliza», lamentó el técnico, que se mostró «tranquilo por lo que he visto».

Baraja aseguró no haber escuchado los cánticos contra él porque «estaba al cien por cien en el partido», aunque mostró su respeto ante la opinión del público. «Los sportinguistas son soberanos. Yo tengo que pensar en trabajar para que el equipo mejore en las cosas que le están llevando a conseguir estos resultados», añadió. Preguntado por los problemas que están llevando al Sporting a su actual mala dinámica, el técnico explicó que «nos está fallando que en cada acción que nos llegan nos hacen gol y cuando las tenemos nosotros no hemos estado acertados».

Confianza en Djurdjevic

En cualquier caso, Baraja no ocultó que teme que la presión ambiental pase factura a sus futbolistas a corto plazo. «Entiendo que la gente se sienta frustrada, pero ya dije el año pasado cuando llegué aquí que no se puede vivir en esta ansiedad permanente, porque eso se traslada también al juego». «Esto es el Sporting de Gijón, un gran club con una gran exigencia», añadió.

«Yo confío al cien por cien en el trabajo que estamos haciendo. El más descontento soy yo, pero de ahí a entrar en una dinámica de autodestrucción... Tenemos que tratar de reconducir», apuntó Rubén Baraja, que se mostró seguro de que «si el Sporting compite como hoy no va a pasar lo mismo en todos los partidos». El entrenador rojiblanco, además, prometió que «con trabajo y esfuerzo, como el año pasado, vamos a revertir la situación».

El técnico pidió también calma con Djurdjevic: «Ha sido uno de sus mejores partidos en situaciones de gol. Trabajaremos para que no pierda la confianza». También destacó la aportación de Traver, que se estrenó ayer en un once. «Buscábamos un jugador específico por fuera que nos dé profundidad y creo que ha estado bien», concluyó Baraja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos