Baraja, todo o nada en el Tartiere

Baraja, este domingo. / D. A.
Baraja, este domingo. / D. A.

El club, que maneja la alternativa de José Alberto, mantiene su confianza en que el vallisoletano remontará el vuelo este sábado

J. B. GIJÓN.

Posiblemente, el partido del sábado sea el mejor para un entrenador que se encuentra en el pellejo de Rubén Baraja, al que penalizan los resultados por encima de otras cuestiones futbolísticas y que llegará al límite. En el club se valora el paso al frente que ha adoptado en las últimas semanas, con la inclusión de la sociedad Cristian Salvador-Hernán Santana, así como su búsqueda de soluciones agitando la plantilla, pero las tres victorias en trece partidos que encadena el Sporting y el descuelgue clasificatorio pesan demasiado.

El distanciamiento social con el que convive desde hace unos partidos volvió a ponerse de manifiesto en el duelo frente al Málaga, durante el que El Molinón pidió la promoción de José Alberto López al frente del banquillo del primer equipo. Después de que el club analizase el mercado y sopesase varias opciones la semana pasada, el técnico del filial se presenta hoy como el mejor situado para sustituir a Baraja al frente del banquillo. El Sporting, no obstante, ha optado por aparcar cualquier estudio interno y ampliar el margen de confianza del preparador vallisoletano, confiado en que pueda marcar un punto de inflexión en su trayectoria en un duelo tan especial como un derbi.

Tranquilidad a la preparación

La intención del club, que sigue al lado de su técnico, nada intimidado por la situación por otra parte, es dar la mayor tranquilidad a la preparación del partido. Baraja comenzará esta mañana a trabajar la cita con sus futbolistas a partir de las 10.30 horas. Todos los entrenamientos de la semana están previstos a la misma hora en las instalaciones de Mareo, sin definir, todavía, si alguno será a puerta cerrada.

 

Fotos

Vídeos