Biempica: «A los jugadores les pongo un diez»

Biempica, ayer, en Paterna. / I. C.
Biempica, ayer, en Paterna. / I. C.

El preparador físico rojiblanco avanza que «no hay ningún motivo para pensar que el equipo no va a llegar en condiciones para afrontar el final»

J. BARRIO VALENCIA.

«Les pondría un diez, sin duda». Rubén Biempica, máximo responsable de la preparación física del Sporting, se mostró muy satisfecho con el momento físico y la disposición al trabajo de los futbolistas. «Mi opinión es que el equipo está bien. Manejamos los datos de competición y si valoramos metros que recorre el equipo y media y alta intensidad, estamos siempre por encima del rival», analizó tras la sesión en Paterna.

En ese sentido, concluyó, el Sporting está en condiciones de disputar la segunda vuelta a todo gas, buscando acercarse al 'play off' de ascenso: «Creemos en el trabajo físico y en su importancia para competir. No hay ningún motivo para pensar que el equipo no va a llegar en condiciones de afrontar lo que queda de temporada y, si llega, la promoción».

El regreso de Biempica al primer equipo del Sporting, donde ya había estado en otras temporadas con Rezza, José Manuel Díaz, Novoa, Floro, Montes y Redondo, entre otros, provocó algunos cambios y matices en la rutina de la preparación física. «La plantilla no tiene carencias físicas, pero queríamos dar un toque personal con el trabajo de fuerza y los estímulos de tipo neuromuscular. Corríamos un riesgo de adaptación, porque siempre es bueno empezar de cero y desde pretemporada, pero los jugadores lo han asumido bien. Buscábamos establecer un modelo y unos contenidos de trabajo diferentes», resumió.

Preguntado por la Copa, que regresará mañana con fuerza en Mestalla, donde el Sporting se jugará el pase a los cuartos de final frente al Valencia, Biempica observó que «hay una plantilla amplia» para conciliar las dos competiciones y, en relación al trofeo del K. O., consideró que «seguir adelante es bueno para todo, no solo para tener a la gente enchufada, sino por el ritmo de competición». Asumió, en todo caso, que «se pierde un poco de calidad en los entrenamientos porque nunca tienes a toda la gente y hay que gestionar dos ritmos».

Orgulloso también se mostró de su vuelta al primer equipo del Sporting tras una dolorosa salida. «A veces pienso que es una segunda oportunidad que me ha dado la vida, pero también que cuando esto se vino abajo quizá el fútbol fue un poco injusto conmigo. Hacía bien mi trabajo, me sentía identificado y esta era una espina que tenía clavada», reconoció, manifestando que «estoy encantado de estar en el equipo de mi vida».

 

Fotos

Vídeos