Un cóctel con embrujo en recuerdo del inolvidable Quini

Javi Savoy, Sergio Cosío, Rufino Fernández, Sergio Puente, Pablo Álvarez, Luciano García, Gilberto Sánchez, durante la presentación del cóctel 'Quini El Brujo'. / AURELIO FLÓREZ

Varios hosteleros, junto al conocido aficionado Sergio Puente, elaboraron el combinado 'Quini El Brujo', en honor al exfutbolista

A. MAESE GIJÓN.

Enrique Castro Quini comentó en su día que la ciudad iba a terminar siendo suya con tanto reconocimiento. Después de que una avenida, un parque y El Molinón lleven su nombre en Gijón, el popular seguidor del Sporting Sergio Puente recordó ayer entre viejos amigos sportinguistas el cóctel que confeccionó hace años en honor al exfutbolista.

Al gijonés le acompañaron varios hosteleros de la ciudad. Javi Savoy, Sergio Cosío, Rufino Fernández, Pablo Álvarez, Luciano García y Gilberto Sánchez se pusieron el delantal para confeccionar la bebida.

Siete fueron los que, con coctelera en mano, repartieron el cóctel entre los presentes. Cada uno de ellos representaba los trofeos 'Pichichi' que ganó Quini como jugador. Cinco de ellos con la camiseta del Sporting y dos con la del Barcelona.

Exrojiblancos como Pepe Lavandera, Andrés, Mino, Juanele, Alberto y Etxeberría, entre otros, acudieron al acto para recordar al mejor goleador de todos los tiempos en la historia del club gijonés. «Aquí está el hombre que asistió al 'Brujo' para que marcara su primer gol con el Sporting», comentó Sergio Puente con Etxeberría afirmando con la cabeza, mientras, seguramente, recordaba en su mente el pase que ejecutó para que el exfutbolista se estrenara como goleador.

Según el gijonés, el combinado nació en 1968, pero no fue hasta el 2007 cuando dio a conocer la bebida. «Recuerdo que, como hoy, estaba sentado a mi lado el padre Fueyo y fue todo un éxito», aseguró entre risas Puente. Doce años después de aquel acto, el capellán del Sporting no faltó a la cita.

De los ingredientes utilizados para crear el cóctel no se sabe nada. Nadie quiso desvelar la receta secreta «porque sino nos la copiarían». Con cierto sabor dulce, los presentes degustaron una bebida con cierto aroma a gol. En la memoria de todos sigue estando presente la figura del inolvidable Enrique Castro Quini. En un mes se cumplirá el primer año de su adiós.