Cuenta atrás por Peybernes

Peybernes sonríe en un entrenamiento con el Sporting de la pasada temporada. / ARNALDO GARCÍA
Peybernes sonríe en un entrenamiento con el Sporting de la pasada temporada. / ARNALDO GARCÍA

El francés aguarda ya una llamada para viajar a Gijón e incorporarse a la pretemporada | El central espera en Tolouse el 'sí' del Lorient a la nueva oferta del Sporting, con el que ya tiene un acuerdo cerrado por tres temporadas

ANDRÉS MENÉNDEZGIJÓN.

Pendiente de una respuesta afirmativa del Lorient, Mathieu Peybernes (Toulouse, 1990) aguarda en Toulouse, su ciudad natal y donde reside su familia, una llamada definitiva para volar a Gijón. En las últimas jornadas, especialmente activas, el Sporting ha intensificado los contactos con el club francés y ha presentado una nueva propuesta con el objetivo de cerrar la operación.

Desde hace semanas las conversaciones entre Mareo y el club de la región francesa de Bretaña son constantes. Inicialmente, el Lorient, inmerso en un importante carrusel de cambios, impulsado por el relevo en los banquillos con la llegada de Christophe Pelissier, ex del Amiens, había deslizado que no contaba con Peybernes, igualmente desencantado con el proyecto 'galo' y dispuesto a todo, como ha ido demostrando, para regresar a Gijón.

Pero el equipo francés, exigente en las negociaciones, no ha dado facilidades para desprenderse del central, que tiene todavía un año más de contrato con el Lorient. Además, otros equipos de España (y otras ligas) se han interesado por Peybernes.

El defensa se ha mostrado rígido en su deseo: regresar al Sporting. No solo con palabras. También con hechos. Dispuesto a rebajarse el sueldo, muy activo interaccionando en redes sociales y, también, colgando fotos con la indumentaria de entrenamiento del equipo rojiblanco mientras continua con su particular puesta a punto en un centro deportivo de Toulouse, al margen del Lorient que ha iniciado la pretemporada el pasado 1 de julio en el 'Espace Fcl' (instalaciones deportivas del equipo francés, conocido popularmene como 'les merlus').

El deseo del jugador pasa, incluso, por incorporarse en los próximos días a Mareo e iniciar ya junto a sus compañeros los entrenamientos con el Sporting. La voluntad de Peybernes es también la del Sporting. La dirección deportiva rojiblanca, liderada por Miguel Torrecilla, ha agilizado los contactos con el Lorient, presentando en los últimos días una segunda propuesta para desbloquear la operación. De momento, Sporting y Peybernes aguardan el desenlace de la negociación y ya tienen un entendimiento total, avanzado por EL COMERCIO, para las próximas tres temporadas.

Interés en Mariño

El nivel de Diego Mariño ha llamado la atención de distintos equipos de Primera. Algunos de los clubes interesados han estudiado presentar propuestas para su fichaje, aunque muy lejos de las pretensiones del Sporting, que no tiene ninguna intención de dejar salir al guardameta (y capitán) y se remite a la cláusula de rescisión, fijada en tres millones de euros en Segunda. A su vez, el club continua trabajando en la operación salida, en estos momentos el frente que más preocupa.