La defensa de Rubén Baraja

Miguel Torrecilla, sentado en el banquillo, observa a sus jugadores./
Miguel Torrecilla, sentado en el banquillo, observa a sus jugadores.

«Estamos todos con él y creemos en él», insiste Mariño tras una sesión en la que el vallisoletano estuvo arropado por Torrecilla

J. BARRIO GIJÓN.

Por segundo día consecutivo, un peso pesado del vestuario volvió a salir en defensa de Rubén Baraja. «Estamos todos con él y creemos en él, y así lo demostramos en los entrenamientos», aseguró Diego Mariño tras una sesión subida de marchas, con los jugadores muy metidos, propiciando acciones tan peligrosas como un encontronazo por los aires entre André Sousa y Carmona, del que pudo salir muy mal parado el mallorquín, que soportó un violento aterrizaje con el brazo.

«El míster está acostumbrado a estas situaciones y sabe llevarlas con naturalidad. No se vuelve loco y está muy centrado en el partido del domingo», observó el meta gallego, confirmando, al igual que Molinero, esa resistencia mental de Baraja, criado en la pasión de Mestalla: «Como jugador vivió en Valencia una situación de presión constante, de tener que estar arriba, y eso le ha forjado».

El respaldo también le llegó ayer de Miguel Torrecilla, director deportivo rojiblanco, quien presenció la mayor parte del entrenamiento en directo, desde uno de los banquillos del número 2. Con la conclusión de la sesión, cuando el equipo se disponía a enfilar el túnel de vestuarios, Baraja se reunió con sus jugadores en un círculo más íntimo delante de las escaleras. El técnico salmantino ya se había perdido por la puerta de acceso al edificio.

«Tenemos uno de los partidos más difíciles, pero también ilusionantes, porque si logramos la victoria nos dará un empujón», sostuvo Mariño, asegurando que «estamos mucho más cerca de ganar, porque llevamos varias semanas haciendo las cosas mejor, pero la realidad es la que es. Hay que dar la vuelta a esto».

También llamó su atención sobre el Málaga: «Es muy fuerte en la contra y a balón parado. Espera a que falles y, cuando lo haces, te mata. En la mayor parte de sus partidos, hasta ahora, han ido a esperar el fallo. Tenemos que estar muy concentrados».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos