Demasiadas faltas y poca posesión de balón

Los cuatro primeros partidos del Sporting también arrojan datos negativos hacia la propuesta del equipo, muy bien en el aspecto táctico y defensivo, con una buena organización, pero con déficit de fútbol. En los tres duelos frente a los recién descendidos, el equipo renunció por sistema al control del balón (40%, 31% y 38%), fiado al orden táctico, la presión y las salidas al contragolpe, con lo que se ha disparado en el número de faltas cometidas (73).

Más allá del arbitraje, el equipo resultó demasiado conservador por momentos ante el Huesca, aunque estrellase dos balones al poste. Djurdjevic tuvo muy pocas opciones de entrar en juego cerca del área y Manu García acusa la ausencia de balón, convertido en el futbolista que más faltas hace del Sporting por detrás del serbio.