El desafío de conseguir tres victorias consecutivas

Aitor García, durante la sesión a puerta abierta de El Molinón. / D. A.
Aitor García, durante la sesión a puerta abierta de El Molinón. / D. A.

Aitor García asegura que el vestuario asume el reto y avisa sobre los peligros de enfrentarse al colista de la competición | «Cuando los equipos están muy necesitados de puntos son mucho más fuertes», apunta el extremo rojiblanco sobre el Córdoba

A. MAESE GIJÓN.

Acaba de llegar al Sporting, pero Aitor García debe haberse ganado la confianza del vestuario con su buen humor. Nada más finalizar el entrenamiento en El Molinón, el extremo apareció ante los medios de comunicación con una sonrisa en la boca. Es un hombre inquieto. No para. Tan solo se pone serio cuando se le realiza la primera pregunta para analizar la situación del equipo.

«Tenemos muchas ganas de que vuelva la competición después de haber conseguido dos victorias consecutivas», comenta el futbolista, que espera que « sigamos sumando tres puntos para escalar más puestos en la tabla». Estas palabras son las únicas que utilizó el andaluz para hablar más allá de lo que suceda a partir del domingo.

El vestuario no quiere pensar en otra cosa que no sea el Córdoba. Y será así hasta el final de la temporada. Ni la visita del Oviedo a El Molinón la próxima semana hace que los jugadores se salten el guión establecido. «Mirar al Córdoba, ese es nuestro objetivo, después ya se verá lo que nos viene», señaló un hombre que nada más vestirse de rojiblanco se ha hecho un hueco en las alineaciones de José Alberto.

«Estoy muy feliz por contar con la confianza del entrenador, ahora me toca devolvérsela en el campo», subrayó Aitor García, que advirtió de la importancia y la dificultad del choque del fin de semana en el Nuevo Arcángel: «Cuando los equipos están necesitados son más fuertes. Tenemos que centrarnos en nuestro juego porque el ambiente creo que será complicado para todos nosotros».

La intención es la de regresar de Córdoba con los tres puntos y lograr así un hecho que no se ha llevado a cabo en toda la temporada: Sumar tres victorias consecutivas. «Lo estábamos hablando en el vestuario. No se ha dado en todo el año y vamos a por ello», apuntó.