Sporting. Mariño: «Si estoy en Segunda es por algo, pero tengo nivel para Primera»

Mariño posa junto al escudo del Sporting. / ARNALDO GARCÍA
Mariño posa junto al escudo del Sporting. / ARNALDO GARCÍA

«No conozco a ningún futbolista que no quiera jugar con los mejores jugadores», comenta Diego Mariño

A. MAESEGIJÓN.

La buena temporada protagonizada por Diego Mariño en el Sporting volverá a tener premio. Por segunda campaña consecutiva, el gallego vuelve a ser premiado con el Molinón de Plata como mejor futbolista del cuadro rojiblanco según las peñas de la Federación de Peñas Sportinguistas. Un galardón merecido para un hombre que ha vuelto a destacar por encima de sus compañeros con grandes intervenciones.

Pese a que el guardameta siempre ha comentado lo feliz que se siente en el Sporting, novias no le van a faltar en el mercado veraniego. Interés ya ha despertado en más de un club, aunque todavía no le han presentado a su agente ninguna oferta en firme. Hasta el momento se siente jugador del Sporting y se va a ir de vacaciones con la mente puesta en regresar el próximo 8 de julio a Mareo, para iniciar la pretemporada bajo las órdenes de José Alberto López.

«Miguel Torrecilla es el que tiene la llave de entradas y salidas», apunta el gallego sobre los movimientos que se vayan a producir en los próximos meses. Para él aún no es el momento adecuado para tratar su futuro con el Sporting porque «el mercado es el que va a marcar los tiempos». Se encuentra muy cómodo y valorado en Gijón, pero no esconde su deseo de jugar con los mejores. «Si estoy en Segunda es por algo, aunque creo que tengo el nivel para estar Primera División», dice.

Los planes de la dirección deportiva pasan por crear un grupo con cuatro futbolista importantes y Mariño es uno de ellos. Aún así, Miguel Torrecilla anunció en su comparecencia tras la finalización de la Liga que «el futuro de la portería dependerá del mercado». Unas palabras que dejan entrever una posible salida del primer equipo. Principalmente porque Dani Martín necesita acumular minutos y otra temporada en blanco sería perjudicial para su trayectoria profesional.

Por su parte Mariño es precavido y espera acontecimientos. «No sé qué planes tiene conmigo el club, igual les interesa buscar un venta», señala. En la búsqueda de la parcela deportiva por reconstruir la plantilla, la primera piedra es la de reducir la masa salarial, por lo que todo apunta a que saldrán jugadores con cierta relevancia de la entidad rojiblanca.

Pese a que el deseo del guardameta es el de jugar en Primera porque «es lo que todos los jugadores queremos», Mariño destaca que «aquí me siento un portero de la mejor categoría por todo lo que conlleva ser un futbolista del Sporting». Unas vivencias acumuladas que le llenan como profesional. «Es con lo que me quedo, jugar cada fin de semana y disfrutar de El Molinón, aunque todos quieren jugar con los mejores»., insiste.

Por segunda temporada consecutiva, el Sporting no logró el objetivo del ascenso, un hecho que lleva a Mariño a calificar el curso como «muy malo» porque «no fuimos capaces ni de clasificarnos para el 'play off'».