Victoria de un Sporting con doble cara

Hernán Santana protege el balón ante la presión de un futbolista de la Cultural en el partido de ayer. /Peio García
Hernán Santana protege el balón ante la presión de un futbolista de la Cultural en el partido de ayer. / Peio García

Nacho Méndez anotó el único tanto de la tarde en León tras una gran acción de Sousa y Lod

Andrés Maese
ANDRÉS MAESEGijón

El quinto encuentro de la pretemporada del Sporting terminó con una sufrida victoria por parte de los hombres de Rubén Baraja. El equipo, que se encuentra en la cuarta semana de trabajo, fue de menos a más ante una Cultural que llegó a dominar a los rojiblancos con el dominio del balón.

No estuvo bien el Sporting en la primera mitad. La Cultural dominó la gran parte de un tiempo en el que se evidenciaron las carencia de un equipo al que le faltó verticalidad en el ataque, juego en el centro del campo y contundencia en la línea defensiva.

0 Cultural Leonesa

Palatsi, Víctor (Mancebo, m. 45), Albizua, Vicente (José Alonso, m. 78), Sergio (Jesús, m. 56), Ortíz (Ángel García, m. 58), Aridane (Fer Ruiz, m. 71), Señé (Saúl, m. 45), Martínez (Toño, m. 78), Yeray (Magallan, m. 78) e Iván González.

1 Sporting

Mariño (Christian Joel, m. 67); Geraldes (Molinero, m. 67), Babin (Juan Rodríguez, m. 45), Álex Pérez, Cordero (Canella, m. 45); Salvador (Sousa, m. 45), Nacho Méndez, Hernán Santana (Pablo Fernández, m. 74); Traver (Carmona, m. 45), Isma Cerro (Robin Lod, m. 45) y Neftali (Pablo Pérez, m. 67).

Goles:
0-1: m. 56, Nacho Méndez.
Árbitro:
Eder Mallo. Amonestó a Hernán Santana y Pablo Fernández.
Incidencias:
partido disputado en el Reino de León ante 3.000 espectadores.

Neftali fue la gran novedad en el once inicial. El delantero suizo, que agradó el pasado viernes en Mareo ante el Langreo estuvo desaparecido. Perdido en una zona del campo a la que apenas llegaron los hombres de Rubén Baraja.

La ausencia de Barba, que vio el partido desde la grada por unas supuestas molestias, fue suplida por Álex Pérez, que participó junto a Babin en el centro de la zaga. El que más sufrió de los defensas fue Cordero. Ortíz estuvo muy participativo y puso en aprietos al futbolista del filial.

Más Sporting

En cuanto a los centrales, fueron , junto a Diego Mariño, los hombres que más veces tocaron el balón antes del descanso. Principalmente porque el centro del campo no pudo hacerse con el control del partido. Cristian Salvador y Nacho Méndez estuvieron desafortunados en los pases. Errores de bulto que permitieron a la Cultural crear más peligro del esperado que despejó Diego Mariño sin apuros.

Las pérdidas de balón en la medular no es algo nuevo. Es, sin duda, una de las asignaturas pendientes del equipo de trabajo de Rubén Baraja porque permite al rival gozar de buenas ocasiones para marcar.

El ataque, por las bandas

«Por fuera». Fueron las palabras que se escucharon, sin cesar, del técnicov allisoletano en cada jugada ofensiva. El 'Pipo' quiere protagonismo de los jugadores de banda, pero en León con Isma Cerro y Traver no lo encontró.

Sí llegó el peligro tras el descanso. Los cambios mejoraron al equipo. Sousa, Carmona y Robin Lod aportaron un toque más de calidad, verticalidad y velocidad en el juego ofensivo rojiblanco, que terminó por fundir a una combativa Cultural Leonesa ala que le pesó el desgaste físico del primer acto.

Robin Lod se situó en la banda izquierda y de sus botas, tras un gran pase se Sousa, nació el primer gol de la tarde. El finés dejó sentado a su marcador con un espectaular recorte y cedió el balón a Méndez para que marcara desde el punto de penalti con un sutil toque que se introdujo en el área de la Cultural para la alegría del centenar de sportinguistas que acompañaron al equipo en León. Fácil y sencillo.

Con la entrada de los teóricos titulares el equipo fue a más. Nacho Méndez ganó protagonismo junto a Sousa, Lod, Hernán Santana y Carmona. Entre los cinco crearon algo más de fútbol y obligaron a replegar líneas al rival. La Cultural se dedicó a esperar sus ocasiones y las tuvo. Los rojiblancos sufren a balón parado y cerca estuvieron de pagarlo con el empate.

A Baraja le queda mucho trabajo, sobre todo en la parcela defensiva. A la espera de que lleguen los delanteros, el equipo concede más de lo que debería. En cuanto a la falta de puntería, no es nuevo.

 

Fotos

Vídeos