Sporting | Un gol en diez segundos para mirar hacia el 'play off'

Sporting | Un gol en diez segundos para mirar hacia el 'play off'
EC

Un gol de Djurdjevic lleva a los rojiblancos a dos puntos de la lucha por el ascenso

Andrés Maese
ANDRÉS MAESEGijón

Diez segundos, cuatro toques y un gol. Así se resume el partido de un Sporting que se ha vuelto a mostrar intratable en el último cuarto de la Liga. Esta vez el Granada, sucumbió al equipo de José Alberto López.

No falla. Para vencer hay que sufrir y el sportinguismo lo sabe. Una noche más, El Molinón se vistió con sus mejores galas para recibir a uno de los mejores equipos de la competición. El Granada llegó a Gijón con la idea de llevarse los tres puntos, pero comenzó el partido perdiendo. No pudo hacer nada ante el gol de Uros Djurdjevic a los diez segundos del inicio.

1 Sporting

Mariño; Geraldes, Peybernes, Babin, Molinero; Cofie, Nacho Méndez (Salvador, m. 68), Aitor García (Ivi, m. 65), Traver, Djurdjevic (Pablo Pérez, m. 80) y Álex Alegría.

0 Granada

Rui Silva; Víctor Díaz, Germán, Martínez, Quini; Fede San Emeterio (Pozo, m. 86), Montoro, Puertas; Dani Ojeda (Vadillo, m. 53), Fede Vico (Rodri, m. 73) y Adrián Ramos.

GOLES
1-0: m. 1, Djurdjevic.
ÁRBITRO
Sagués Oscoz. Amonestó en el Sporting a Djurdjevic, Molinero, Traver, Cofie y en el Granada a Montoro, Vico, Víctor Díaz, Adrián Ramos.
INCIDENCIAS
partido disputado en El Molinón ante 20.052 espectadores.

Babin recibió el saque inicial, colgó un balón a la frontal que peinó Alegría, el balón le llegó a Traver que asistió al delantero serbio para que en tres sutiles toques enviara el balón al fondo de la portería ante la locura de El Molinón.

Probablemente más de un seguidor se perdiera el único tanto de la noche, aunque pudo ver alguno más. El Granada demostró tener criterio en su juego, pero ante este Sporting el criterio termina por convertirse en desesperación. Una vez que los visitantes no encontraron el camino hacia la portería de Mariño, se dedicaron a colgar balones al área. Y ahí crearon peligro. Mucho.

Más Sporting

El meta gallego se dejó notar con tres paradas de las suyas. De esas que encogen el corazón de cualquier aficionado antes de celebrar la acción del portero. Dos intervenciones en la primera parte y otra tras el descanso ayudaron a que el Sporting sumara una nueva victoria.

Tocó sufrir en los últimos instantes. Un clásico en los encuentros de los rojiblancos. Como también son clásicas ya las acciones fallidas para cerrar los partidos, pero parece que sin emoción las victorias no saben igual. Djurdjevic gozó de la más clara que detuvo Rui Silva. Intentó una basilena ante el meta, pero este acertó sus intenciones. También Traver pudo sentenciar el duelo, pero erró en su remate.

El valenciano estuvo sobresaliente en la parcela defensiva. Como la gran parte del equipo, pero sus esfuerzos fueron mayores porque no dejó solo a Geraldes en ninguna acción y porque siempre que se le necesitó estuvo presente en las acciones ofensivas.

El único futbolista que no se encontró cómodo en el campo fue Nacho Méndez. El partido solicitaba una marcha más que el luanquín no supo darle. Su poca frescura con el balón en los pies lo notó el equipo, que si habitualmente disfruta poco de la posesión del esférico, ante el Granada apenas pudo realizar varios pases continuados.

Lo mejor, como es ya habitual en las últimas semanas fue el resultado. Una victoria que deja al Sporting a dos puntos del 'play off' a falta de que se dispute la jornada. El trabajo de José Alberto es para quitarse el sombrero. Por lo visto hasta ahora, el Sporting no tiene límites.