Sporting

Michael Santos: «Me gustaría regresar al Sporting»

Michael Santos posa durante las vacaciones que está disfrutando por España. / E. C.
Michael Santos posa durante las vacaciones que está disfrutando por España. / E. C.

Michael Santos, delantero del Málaga, muestra su deseo de volver a vestir la camiseta rojiblanca | «He madurado y ahora entiendo mejor el juego», destaca el goleador sobre su última experiencia en Primera con el Leganés

ANDRÉS MAESEGIJÓN.

A falta de una semana para que se inicie el mercado veraniego de fichajes, el Sporting se encuentra inmerso en la reconstrucción de la primera plantilla. La dirección deportiva, con Miguel Torrecilla al frente, busca fuera de Gijón refuerzos que marquen las diferencias sobre los terrenos de juego. Entre las posiciones a reforzar se encuentra la delantera. Una parcela que requiere un cazador de goles para marcar el camino hacia Primera.

Como es habitual a estas alturas del verano, muchos son los futbolistas que buscan el mejor acomodo posible para continuar con sus carreras deportivas. Entre ellos se encuentra un viejo conocido del Sporting. Michael Santos concluyó su cesión en el Leganés y busca un nuevo destino en el que seguir creciendo como profesional. «Todo puede pasar, aún no tenemos nada concreto y estamos esperando a encontrar la mejor opción», dice el uruguayo mientras disfruta de unos días de descanso en Vizcaya.

Santos no ha regresado a su país porque «allí ahora hace mucho frío», explica entre risas. Tras unos días por Málaga, su destino ha sido el Norte de España donde intenta desconectar de una temporada que no ha completado como esperaba. «He tenido un año complicado por una lesión en el pubis», precisa.

Ahora su intención es la de volver a recuperar su mejor versión y la opción de regresar a Gijón no lo ve con malos ojos, atento a los movimientos que pueda haber en las próximas semanas. El término de las cesiones de Nick Blackman y Álex Alegría hace que José Alberto pretenda incorporar a un futbolista de ataque, al menos, para acompañar a Uros Djurdjevic, que ya dejó clara su deseo de continuar un año más en Gijón con la meta de alcanzar el ascenso en la que será tercera temporada consecutiva en Segunda del Sporting.

Tras completar una campaña con el Leganés, Santos recuerda su paso por el Sporting. «En Gijón viví una total adaptación al fútbol español», señala el uruguayo que, pese a que pertenece al Málaga, no ha olvidado los buenos momentos vividos como rojiblanco.

Su campaña en Primera se cerró por debajo de las expectativas marcadas con 16 encuentros disputados en los que tan solo fue titular en cinco y anotó un gol. Principalmente porque «tuve que pasar por el quirófano en diciembre», apunta. Las molestias que arrastró en el pubis durante su estancia en Gijón terminaron por hacerle parar en medio de la competición. «Recuerdo que me dolía, pero no podía dejar de jugar en un momento clave para el Sporting. Hace unos meses no tuve más opciones», señala.

El ariete siguió de cerca la participación del cuadro rojiblanco en su segundo año en Segunda División, aunque también estuvo pendiente del Málaga. «El Sporting tuvo una temporada irregular y al final no pudo clasificarse para el 'play off' por la dificultad de la categoría», opina. Diferente fue la participación del cuadro malacitano, entre otras cosas porque «la promoción de ascenso es más complicada que la Liga. Puede pasar de todo».

Su participación en el Leganés no fue como se esperaba. «Al mes de operarme ya estaba disponible, pero el técnico decidió traer a otro delanteros y prácticamente se me acabaron las opciones de jugar», explica. Poco o nada se asemejan sus dos últimos años en España. La explicación la encuentra en la diferencia que existe entre las dos principales Ligas de España: «En Segunda tienes que cerrarte mucho más que en Primera para no encajar goles. Es una de las claves. Ahora viví un fútbol en el que gente sale más a jugar la pelota, hay más calidad y mucha más velocidad».

A falta de dos semanas para que los equipos regresen a los entrenamientos, Santos destaca que «me encuentro fortaleciendo la pelvis y no me centro mucho en el futuro. Lo único que quiero es descansar y en unos días empezaré a perfilar la próxima temporada con mi agente». Escuchará ofertas y tras las mismas intentará recalar en el club que mejor opción le ofrezca.

La posibilidad de que el Sporting pueda hacerse con sus servicios no es sencilla. El club buscará alguna salida para intentar reducir el tope salarial y, en principio, las pretensiones económicas de Santos no encajarían en el proyecto económico programado por la dirección deportiva para la próxima temporada. Aún así, el delantero se deja querer: «Me gustaría regresar al Sporting».

El delantero no descarta la opción de volver a vestir la camiseta rojiblanca y asegura que «todo puede pasar». Sin tener ninguna oferta encima de la mesa, por la mente del uruguayo pasa volver a Gijón. A la ciudad que le vio protagonizar su mejor actuación en España y donde se siente querido por la afición, que esta temporada añoró sus goles.

Más Sporting

Un jugador más maduro

Un año después de haber concluido su cesión en el Sporting, Santos no es el mismo que abandonó Gijón. «Me considero un futbolista con una mayor madurez en el terreno de juego», destaca. Su actitud guerrera en cada partido sigue intacta, pero ahora afirma que «entiendo mejor el juego». Principalmente porque reconoce haber tenido una lenta adaptación al fútbol español.

Michael Santos destaca su fortaleza tanto mental como física, que «me sirvió para leer mejor los partidos y saber la manera de jugar dependiendo del rival que tenga enfrente». Con la tranquilidad que transmite fuera de los terrenos de juego, el ariete espera por una oferta que convenza «tanto a mi familia como a mí». Sus recuerdos del Sporting siguen intactos, pero el que manda es el mercado.