La ilusión en rojiblanco de un guaje de Mareo

Manu García,abajo a la izquierda, en una foto del Sporting cadete, donde coincidió con Nacho Méndez y Dani Martín. /  FOTOS ARCHIVO DE ANTONIO GARCÍA
Manu García,abajo a la izquierda, en una foto del Sporting cadete, donde coincidió con Nacho Méndez y Dani Martín. / FOTOS ARCHIVO DE ANTONIO GARCÍA

El joven jugador, que ha seguido estrechamente vinculado al club desde su marcha, compartirá vestuario con varios compañeros de quinta Manu García heredó desde niño la pasión por el Sporting de su padre y llegó al club en su segundo año como alevín

I. ÁLVAREZ / V. M. ROBLEDOGIJÓN.

La vida de Manu García, en parte, no ha sido tan diferente de la de la de un estudiante de Erasmus en los últimos años. El joven jugador ovetense ha permanecido estrechamente ligado al equipo de su vida en la distancia, y ha vivido sus éxitos y decepciones como un seguidor más. Los guiños en sus redes sociales hacia el Sporting han sido constantes en las seis temporadas que han transcurrido desde que salió de Mareo rumbo al Manchester City: mensajes de apoyo al equipo en los partidos trascendentales, de duelo tras el fallecimiento de Quini, imágenes suyas viendo a través de internet encuentros del filial... El último se produjo hace solo tres meses, justo después de la victoria rojiblanca en el derbi regional en El Molinón. Pronto cambiará seguramente por fin sus fotos de perfil por una con la camiseta rojiblanca.

La pasión de Manu García por el Sporting es herencia de su padre, Antonio. En Mareo no olvidan el gesto que el progenitor, leonés de nacimiento, tuvo cuando el Manchester City presentó en 2013 la oferta para hacerse con el jugador. Manu García podía irse gratis al acabar edad cadete, pero su padre pidió una compensación para el club gijonés cercana a los 150.000 euros. El pasado sábado era una de las personas más emocionadas tras desbloquearse la operación para el regreso de su hijo al Sporting.

Manu García llegó al Sporting en su segundo año de alevín, procedente del Astur. En Mareo coincidió en su etapa formativa con varios jugadores con los que compartirá de nuevo vestuario en cuanto su fichaje se haga oficial, como Nacho Méndez o Dani Martín. También con José Alberto, su técnico durante sus dos años como infantil y la persona clave en su regreso al club. Ambos han mantenido conversaciones desde el final de la pasada temporada para concretar un reencuentro que hace solo unos días parecía una utopía.

El Manu García que regresa a Mareo mantiene la esencia del que se fue hace seis años, aunque lo hace curtido ya en tres ligas extranjeras y con un ojo puesto en la próxima hornada de la Selección Española sub 21, el penúltimo escalón que le falta por superar como internacional. En las dos últimas temporadas, Manu García ha disputado 34 partidos con el NAC Breda en la Primera División holandesa -fue además el jugador que más regates completó de la categoría- y otros 31 con el Toulouse en la máxima categoría francesa.

En los últimos años, Manu García ha sido visitante habitual del Campus de Mareo cada verano. En la presente edición, sin embargo, prefirió posponer la invitación, consciente de los rumores que podrían despertar su presencia mientras el Sporting mantenía conversaciones con el City. Esta semana, salvo giro inesperado, podrá compartir un rato con los alumnos durante su presentación como jugador rojiblanco. Lo hará vestido con la camiseta que de una u otra forma ha llevado siempre consigo.