Sporting

Sporting | Javi Fuego cierra el círculo

Hace justo un mes, EL COMERCIO avanzaba el propósito del Sporting de firmar al jugador de Pola de Siero.

A sus 35 años, doce temporadas después de dejar Mareo, el centrocampista vuelve al Sporting | El poleso firma para las próximas dos campañas y el lunes será presentado como nuevo jugador rojiblanco

ANDRÉS MENÉNDEZGIJÓN.

Se dilató unos días. Pendiente de alcanzar un acuerdo para rescindir con el Villarreal. Pero la espera ha merecido la pena. Doce años después Javi Fuego (Pola de Siero, 1984) vuelve al Sporting. A su casa. Por la puerta grande. Se fue siendo un 'guaje' y regresa a Mareo con 35 años y convertido en icono del nuevo proyecto.

Nadie oculta que recuperar a Javi Fuego ha sido siempre un objetivo. Abelardo lo intentó en 2016, pero por entonces fue imposible. Del Valencia salió al Espanyol y después al Villarreal. Desde hace un mes, tal y como adelantó el pasado 28 de mayo EL COMERCIO y ha ido informando en las últimas semanas, lo que empezó siendo un deseo de club, un viejo sueño, se convirtió con el paso de los días, en un contrato formal que ata al mediocentro al Sporting para las próximas dos temporadas.

La operación se culminó en forma de traspaso, en una gestión a tres bandas: Sporting, Villareal y el propio Javi Fuego en la que todos han hecho un esfuerzo, según fuentes de la negociación, que han eludido dar cifras de la operación. El jugador, de vacaciones, se encuentra de mudanza en Valencia y será presentado el próximo lunes, 1 de julio, en Mareo. Hacerse con la propiedad de Javi Fuego -277 partidos en Primera División- obligó al Sporting a una estrategia coral. El convencimiento del club en el fichaje, sobre todo, por la esencia del movimiento de recuperar a un símbolo, fue total. Para persuadir a Fuego de regresar a Mareo todos han ido de la mano: Javier Fernández, Miguel Torrecilla y José Alberto han mantenido conversaciones diarias con el poleso. El técnico nunca ha escondido la importancia de disponer del centrocampista en el proyecto. «Sería una gran noticia que volviera», afirmó en una entrevista a este periódico.

En Gijón, será uno de los líderes del proyecto y un ejemplo para toda la cantera El futbolista descartó propuestas de Primera División para volver al Sporting

Entre todos han tratado de hacerle ver la importancia que tendrá en la próxima plantilla que pretende formar un híbrido entre jóvenes y veteranos, donde los jugadores con más experiencia puedan ayudar a los canteranos en su salto al primer equipo. Javi Fuego recibió la idea con entusiasmo desde la primera llamada. Sin excesivo protagonismo en el último curso en el Villareal, mermado por el infortunio de las lesiones, la idea de volver a casa le enganchó.

En el Sporting, está llamado a ser uno de los líderes y a empujar a la generación que viene desde atrás, sobre todo en el centro del campo con Nacho Méndez, Gragera o Pedro Díaz. El futbolista, que tenía un año más de contrato con el Villarreal, era objeto de deseo de algunos clubes de Primera, pero su prioridad fue regresar a Gijón.

Carrera repleta de obstáculos

En 2002, Pepe Acebal le hizo debutar en el primer equipo en Leganés. Javi Fuego, destacado en Mareo e internacional en todas las inferiores de España, sustituyó a David Villa. Tenía 18 años. «Era un chaval ejemplar, con carácter, personalidad y trabajo», recuerda Acebal. Con 23 años abandonó el club de su vida, traspasado al Levante.

El fútbol no se lo puso nunca fácil. Nadie en la historia de la Liga ha superado más leyes concúrsales que Fuego. Cuatro: Sporting, Levante, Recreativo y Rayo Vallecano.Convertido en 'insustituible'para los técnicos, el poleso continuo dando saltos en su carrera deportiva. Cambiaban de entrenadores, pero Fuego seguía en los onces. Incombustible. En diez años, solo uno -el último- se quedó sin superar la barrera de los treinta partidos. En Valencia, con 'Nuno', participó en cinco encuentros de la Liga de Campeones. Siempre como titular.

Más Sporting

Indiscutible para los técnicos

Tres años después, coincidiendo con el penúltimo intento del Sporting en su fichaje, el Espanyol lo hizo suyo con un contrato para las siguientes tres temporadas. Tenía 32 años, cuando Ángel Gómez -director deportivo- y Quique Sánchez Flores apostaron por su contratación. Dos años y más de 50 partidos después, en el mercado invernal, el Villareal se lo arrebató.

Dos días antes de oficializarse su adiós rumbo a Castellón, Sánchez Flores, técnico del Espanyol, consciente de la más que previsible salida de Fuego, explotó en sala de prensa apuntando al club como único culpable: «No tenemos capacidad para reforzarnos, lo dije a principio de mercado. Esta respuesta la tendrá que dar el club, yo no voy a responder más por el club. Hoy le echamos de menos. Es líder, es importante». Pocos meses después, el técnico sería destituido.

Ya en Castellón, Javi Fuego continuo siendo un futbolista importante. Como ha sido siempre. Hasta la llegada de unas inoportunas lesiones musculares que congelaron su protagonismo a las órdenes de Javi Calleja . Su marcada personalidad le ha llevado a tomar la decisión: regresar a casa convertido en «un paisano». Doce años después cierra el círculo y vuelve al Sporting, donde empezó todo.