Manjarín: «La llegada de José Alberto ha aposentado al Sporting»

Manjarín: «La llegada de José Alberto ha aposentado al Sporting»
Manjarín, durante un entrenamiento del Alcorcón. / A. D. ALCORCÓN

El gijonés, segundo entrenador del Alcorcón, vivirá el domingo su primera experiencia como técnico en El Molinón

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

Admite Javier Manjarín (Gijón, 1969) que se le hará «raro» verse el domingo sentado en un banquillo de El Molinón. «Todos los recuerdos que tengo son siempre dentro del campo, pero ahora he empezado una nueva etapa desde fuera e intento aportar al equipo todo lo que puedo», apunta en conversación con EL COMERCIO el exjugador del Sporting, que ejerce desde el pasado verano como segundo entrenador del Alcorcón.

De momento, sus primeros meses en el equipo madrileño no han podido ser más gratificantes. «Estoy muy contento. Las cosas están saliendo bien, aunque es verdad que en los últimos seis partidos no hemos conseguido ganar, pero el trabajo que se está haciendo es bueno», afirma.

El camino de Manjarín se cruzó con el de Cristóbal Parralo hace casi tres temporadas, cuando el Deportivo de La Coruña apostó por el actual técnico del Alcorcón como entrenador de su filial. «Me llamó y desde el primer momento tuvimos buena sintonía. Estuvimos dos años allí con el filial y con el primer equipo. Yo estoy encantado de estar con él y de aprender», explica el exfutbolista rojiblanco.

Más información

Manjarín, asentado con su familia en La Coruña desde su etapa como jugador del Deportivo, no se lo pensó mucho el pasado verano cuando su compañero de cuerpo técnico le preguntó si quería irse con él al Alcorcón: «En el momento en que me llamó le dije que sí. Cuando salimos del Dépor me dejó claro que si cogía un equipo me llamaría y yo le dije que estaba dispuesto a seguir con él».

Desde la distancia, Manjarín valora la evolución del Sporting en la últimas jornadas. «Empezaron con ciertas dudas, pero la llegada de José Alberto lo ha asentado. Se le ve más organizado, más intenso y teniendo las cosas claras en el campo. Con trabajo y con la implicación de los jugadores, que calidad tienen, saldrán de la situación», asegura.

El Alcorcón está viviendo una situación similar a la rojiblanca en las últimas semanas tras un inicio liguero espectacular que le permitió mantenerse en el liderato hasta hace solo cinco jornadas. «No encontramos una explicación. De los seis partidos, en cuatro tuvimos una dinámica de juego buena y creo que podíamos haber ganado, pero no se hizo por detalles», lamenta Manjarín, que recuerda que «la Segunda División es una categoría muy igualada y cualquier rival te puede ganar».

Una de las primeras cosas que hizo Manjarín tras el sorteo del calendario liguero el pasado verano fue mirar la fecha en la que volvería a Gijón: «Este año tuvimos la suerte de jugar contra el Sporting en la primera jornada de Liga y siempre tienes el ojo en el partido de El Molinón». En los últimos días ha hablado del partido con su hermano, delegado del juvenil sportinguista, aunque las conversaciones no han sido tan fructuosas como habría esperado. «Intento sacarle información del Sporting, pero no suelta nada. Me ayuda poco», comenta entre bromas.

También ha tenido alguna charla similar con el propio Cristóbal Parralo, contra el que se enfrentó en más de un derbi regional en la etapa en la que el entrenador del Alcorcón jugaba en el Oviedo: «Lo hemos comentado y tenemos nuestras piquillas, pero siempre sanas».

Pese a los años que han pasado desde su salida del Sporting, su cariño hacia el club que le dio la oportunidad de ser futbolista sigue intacto, e incluso se mantiene como abonado de la entidad. «Soy muy gijonés, muy asturiano. Me encanta mi tierra. Siempre que he podido he continuado yendo a El Molinón, así que el del domingo será un partido especial para mí, sin duda», admite.

De cara al futuro, Manjarín no descarta probar suerte como técnico en solitario. «Para mí es una oportunidad de aprender a interpretar el fútbol desde otro punto de vista. Trato de ayudar a Cristóbal y eso es lo que me planteo ahora, pero en el futuro nunca se sabe», afirma. Antes quiere continuar saboreando su experiencia en Alcorcón, con una parada inmediata en El Molinón ante un equipo que conoce bien: «El Sporting es un equipo que por historia y afición está hecho para volver a Primera cuanto antes. Habrá momentos en los que estará mejor y otros peor, pero es un equipo que puede estar al final arriba».

Síguenos en:

 

Fotos

Vídeos