José Alberto imprime velocidad

José Alberto, durante el entrenamiento en Mareo. / A. GARCÍA
José Alberto, durante el entrenamiento en Mareo. / A. GARCÍA

El entrenador pide mayor rapidez y precisión a los futbolistas de ataque | El técnico rojiblanco volvió a mostrar su lado enérgico en una sesión en la que estuvo muy encima de los jugadores

ANDRÉS MAESE GIJÓN.

A las once en punto de la mañana se abrió la puerta del vestuario del primer equipo rojiblanco. Comenzaba el tercer entrenamiento de la semana para el Sporting. Ivi López, Aitor García, Álvaro Jiménez y Traver fueron las principales ausencias de una sesión en la que el técnico José Alberto volvió a alzar la voz.

Lo hizo por segundo día consecutivo en Mareo. No quiere que sus futbolistas puedan distraerse en las cuatro semanas que quedan para que finalice la temporada. Su intención es que se centren en terminar el curso de la mejor manera posible y, si es posible, que aprovechen las escasas opciones que aún tienen de poder terminar entre los seis primeros clasificados.

Por ello, se le escuchó corregir a sus hombres desde el primer minuto hasta el último de un entrenamiento que duró en torno a una hora y media. «Quiero velocidad y precisión cuando nos acerquemos al área rival», gritó el ovetense. Le parecía lento el ritmo al que estaban triangulando sus futbolistas más ofensivos.

Los atacantes fueron los grandes protagonistas de la mañana. Todos los ejercicios completados por el equipo tenían como objetivo principal secar la pólvora mojada de las últimas semanas.

José Alberto pretende cambiar la imagen ofrecida. En el último mes, al Sporting se le vio espeso, sobre todo de cara a gol, y el preparador no quiere que se vuelva a repetir mañana en Zaragoza en un duelo en el que quiere demostrar la importancia que supone llevar el escudo en el pecho para cada uno de los hombres que forman el primer equipo.

El equipo se ejercitará a puerta cerrada en El Molinón a partir de las nueve de la mañana. Será entonces cuando el entrenador muestre sus planes para intentar asaltar La Romareda. José Alberto estará pendiente de Traver, que ayer trabajó al margen del grupo por precaución. En principio, se subirá al autocar.

Tras el último ensayo de la semana, se conocerá la lista de convocados antes de partir por carretera hacia Zaragoza. El técnico José Alberto ha sacado el genio sobre el campo. Es lo que quiere transmitir al equipo.