José Alberto: «Nadie mira con lupa la jornada décima, pero sí la última»

Iván Hernández y José Alberto, ayer en Mareo. /  A. GARCÍA
Iván Hernández y José Alberto, ayer en Mareo. / A. GARCÍA

El técnico rojiblanco asegura que «vamos a salir a ganar por el club y por nuestro prestigio como profesionales»

A. MAESEGIJÓN.

Deportivo, Cádiz y Oviedo se jugarán esta tarde la última plaza del 'play off' de ascenso. Por ello, en El Molinón se jugarán algo más que tres puntos. En primer lugar, por las opciones del cuadro gaditano de alcanzar al Dépor (sexto clasificado) y, en segundo, porque el Oviedo necesita que el Sporting puntúe y un tropiezo de los coruñeses para obrar el milagro. «Saldremos a ganar, como siempre», aseguró José Alberto.

El técnico es consciente de que «nadie mira con lupa la jornada décima, pero sí la última». Conocedor de que la de hoy será una jornada de radio para los equipos que se juegan sus últimas opciones, el preparador no quiso dejar ningún cabo suelto sobre las intenciones de su equipo frente al Cádiz. «Por encima de todo están los equipos y la profesionalidad de los jugadores. El club se juega dinero por la posición y los futbolistas su prestigio», aseguró sin titubear.

La última fecha del calendario llega sin apenas motivaciones. Tan solo las alternativas que ofrecerá a los canteranos animarán un encuentro descafeinado en lo que a la parte rojiblanca se refiere. «Llegamos con un sabor agrio porque no alcanzamos el objetivo», dijo José Alberto tras el último entrenamiento del curso.

El preparador no piensa en que el de esta tarde vaya a ser su último encuentro con el Sporting. «No tengo esa sensación, pero nunca se sabe. Estoy disfrutando mucho del camino. He tenido luces y sombras, pero he disfrutado y he dado todo de mí», explicó el ovetense en las instalaciones rojiblancas.

Como es habitual en él no desveló el once inicial, pero sí explicó que jugará con un máximo de tres jugadores del filial para no cometer una posible alineación indebida. «Son semanas para sacar conclusiones y ver a gente de abajo. Queremos premiar a los futbolistas del filial para que se adapten lo mejor posible», volvió a señalar.

Pese a que no quiso mirar más allá del choque ante el Cádiz, reconoció haber cometido errores y prometió aprender de ellos para seguir creciendo. También dijo sobre el próximo curso que «me ilusiona hacer un proyecto desde el inicio para cubrir las expectativas de este club».

No solo se refirió a su futuro en el Sporting. También tuvo palabras para hombres tan importantes como Babin y Canella. De ambos, con su futuro incierto hasta la fecha, aseguró que «ya saben lo que pienso de ellos, pero hay que respetar las decisiones personales de cada uno». Parece que esta tarde será la despedida de Canella. El lateral jugaría así su último encuentro con el Sporting, pero, hasta que no se confirme su marcha, todo puede pasar.