«El Molinón tiene que volver a rugir»

«El Molinón tiene que volver a rugir»
José Alberto, en la Escuela de Fútbol de Mareo, de camino hacia el campo de entrenamiento con varios futbolistas de la primera plantilla en un segundo plano. / ARNALDO GARCÍA

José Alberto considera prioritario ganar los próximos dos partidos, que se jugarán en Gijón

ANDRÉS MAESEGIJÓN.

José Alberto López no es un hombre de grandes titulares. El técnico del Sporting analizó ayer la situación en la que se encuentra su equipo después de que se alcanzara el pasado fin de semana el Ecuador de la competición. Con 21 encuentros aún por delante para intentar alcanzar el objetivo marcado al inicio de la temporada, el preparador asturiano se mostró confiado en poder recortar los ocho puntos que separan al cuadro gijonés del 'play off' de ascenso a Primera División.

«El Molinón tiene que volver a rugir». Es, a su juicio, una de las claves en las que se apoyará el grupo para mejorar los número conseguidos en la primera vuelta. El camino comenzará con dos buenas piedras de toque para los rojiblancos. El Alcorcón y el Deportivo de La Coruña pondrán a prueba a los hombres de José Alberto en Gijón en las dos próximas semanas.

Los madrileños, quintos en la clasificación, bajan su rendimiento cuando se alejan de Santo Domingo. De los 35 puntos que acumulan en su haber, 24 han sido logrados ante su afición y tan solo 11 han sido capaces de rascar como visitantes (tres victorias, dos empates y cinco derrotas). Estos números son en los que se apoya el cuerpo técnico rojiblanco, aunque José Alberto no se fía: «Es cierto que fuera de casa no rinden como en su feudo, pero es un equipo sólido que está en la zona alta por méritos propios».

Más Sporting

El equipo sportinguista se ejercitó ayer en el campo número cinco de Mareo y terminará hoy de preparar un duelo que «no es vital». José Alberto no quiere oír hablar de finales ni de encuentros claves a falta de media competición por disputarse, pero reconoce que «será importante ganar al Alcorcón porque en los duelos con rivales directos no se nos pueden escapar los puntos».

El conjunto gijonés necesitará, para ello, mejorar su gran punto débil: la escasez de goles. Uros Djurdjevic y Nick Blackman han mejorado sus prestaciones ofensivas desde que el técnico sustituyó a Rubén Baraja en el banquillo, pero sus aportaciones siguen siendo escasas. El Sporting necesita que tanto el serbio como el británico cierren los partidos sin compasión por los rivales. Un hecho que en las últimas fechas no se produjo y que el equipo lo terminó pagando.

«El gol no es cosa solo de los delanteros», hizo hincapié José Alberto con la clara intención de quitar presión a sus artilleros. «Necesitamos la aportación de todos para conseguir más goles», continuó un preparador que buscó el punto positivo de las actuaciones de sus atacantes: «Están mejorando, aunque necesitamos más de ellos».

Una semana más, la posible alineación que utilizará el cuerpo técnico es una incógnita. Bien es cierto que buena parte del once inicial está prácticamente perfilado. La única duda es saber si continuará el trivote en el centro del campo o, por el contrario, la apuesta vuelve a ser la de utilizar a Blackman y Djurdjevic juntos en el ataque. José Alberto jugó al despiste: «Siempre que hemos utilizado el trivote el equipo ha rendido bien, como lo hizo en Albacete, pero eso no quiere decir que no vayamos a jugar con dos puntas frente al Alcorcón».

Tras diez días atípicos, con dos partidos coperos y una concentración en Valencia, la plantilla tiene la mente puesta en la Liga. La Copa del Rey, dijo, «queda muy lejos para nosotros». El preparador espera que «retomemos la competición con una victoria para comenzar con buen pie la segunda vuelta».

Conscientes de que el margen de error es mínimo, el vestuario y el cuerpo técnico aúnan fuerzas para alejarse de la zona de descenso, de la que les separan seis puntos, e intentar recortar distancias con el 'play off'. «Tenemos y debemos de buscar cada semana los tres puntos porque iniciamos la segunda parte del curso con un déficit importante de puntos», aseguró José Alberto.

Pese a que las distancias en la tabla clasificatoria gana importancia con el paso de las jornadas, el ovetense sigue sin mirar las puntuaciones. Así lo hace desde que cogió las riendas del primer equipo y así lo continúa haciendo. «No se puede mirar la clasificación. Hasta las diez últimas semana no se puede mirar, pero es verdad que el déficit de puntos nos obliga a sumar de tres en tres», concluyó el preparador.

Síguenos en:

 

Fotos

Vídeos