José Alberto se pone firme

Álex Alegría: «Vengo con muchísima hambre»
José Alberto, en un momento de la sesión de ayer. / ARNALDO GARCÍA

«¡Como no juguemos rápido, Osasuna nos va a atropellar!», gritó el técnico, que hizo un marcaje severo a sus futbolistas en la sesión

J. BARRIO

Quizá porque conoce personalmente a Jagoba Arrasate desde hace unos cuantos años, siendo buen conocedor del libro de estilo del que bebe el actual entrenador de Osasuna, a José Alberto se le vio ayer más que nunca con la mosca detrás de la oreja. Estuvo especialmente meticuloso en los detalles, con un marcaje severo a todos sus futbolistas, a los que no concedió un respiro durante la penúltima sesión de la semana. Sabe que el fin de semana plantea una oportunidad muy suculenta para atajar en la escalada hacia el 'play off' y terminar de enganchar al sportinguismo. Pero, al mismo tiempo, es muy consciente de la delicada empresa que tiene ante sus ojos.

Durante un simulacro de lo que se puede encontrar mañana el Sporting en El Molinón, un oponente con remango, muy bien engrasado en el trabajo de presión y poco concesivo en defensa, a José Alberto se le vio bastante preocupado por la lentitud en la circulación del balón. Y en mitad de la sesión le saltó el automático, encendido en cuestión de segundos. «¡Como no juguemos rápido, Osasuna nos va a atropellar, hostia!», gritó malhumorado desde el centro del campo del número 2. No fue la única ocasión en la que se expresó así, buscando un fútbol a todo gas que encienda El Molinón.

Más Sporting

Mandó varios recados a sus futbolistas para ponerles las orejas tiesas ante lo que se van a enfrentar este viernes en El Molinón, con un contendiente que encadena tres victorias en las tres últimas jornadas, aupado hasta el tercer puesto, empatado a puntos con los dos primeros. «¡Nos van a apretar como tigres, coño, tenemos que espabilar!», bramó ante otro ataque, justo después de que uno de los dos equipos (formados en torno a un 4-2-3-1) recuperase un balón. «¡Aquí no podemos perder ni una, ni una podemos perder!», remarcó al grupo que había extraviado la pelota en su propio campo. «¡Saco al lado alejado de la recuperación, hostia!», le espetó al otro equipo.

La circulación aumentó su velocidad, pero el técnico siguió insistiendo, con el morro torcido. «¡No nos podemos dormir!», se le escuchó, antes de apretar todavía más: «¡Dos toques, cojones!».

33 años de dominio

Aunque su ritmo de puntuación baja ostensiblemente lejos de El Sadar, Osasuna se encuentra sin duda en su mejor momento de la temporada. Liderado por el exrojiblanco Rubén García, autor del gol de la victoria frente al Granada en la última jornada, el grupo de Jagoba Arrasate ha dado un paso al frente en fiabilidad. «Va a ser un partido súper complicado, igual que en Almería e igual que el otro día en casa. El Sporting se ha reforzado muy bien y en su campo hace muchos años que no ganamos. Es un buen momento para romper la estadística, es un buen momento para dar otro golpe encima de la mesa y mantenernos arriba», avisó esta semana Roberto Torres. La estadística confirma la impresión del futbolista navarro. Hace casi treinta y tres años que Osasuna no gana en El Molinón en un partido de la Liga.

Síguenos en:

 

Fotos

Vídeos