José Alberto, hasta el último minuto

José Alberto, dando instrucciones a sus futbolistas durante el entrenamiento de ayer. /  ARNALDO GARCÍA
José Alberto, dando instrucciones a sus futbolistas durante el entrenamiento de ayer. / ARNALDO GARCÍA

«¡El jugador que esté con Pombo, cerca de verdad, que nos sienta!», solicita el entrenador, empeñado en firmar un buen desenlace del curso El técnico saca su versión más enérgica en la preparación de la visita a Zaragoza

J. BARRIO GIJÓN.

La imagen que transmitió ayer José Alberto en el número 1 de Mareo, donde se recluyó con sus futbolistas, no fue la de un técnico sin nada por lo que pelear en este desenlace del curso, con el 'play off' a siete puntos. El entrenador del Sporting quiere dar la batalla hasta el último partido y firmar un decoroso desenlace. Aunque se da por segura su continuidad la próxima temporada, la forma en la que termine este esprint puede tener cierto peso en la valoración final que se establezca. Fue preguntado ayer por ello el portugués André Geraldes, aunque se expresó con prudencia: «No sé si se va a quedar o no. No pinto nada en eso y no sé qué contestar. No sé qué va a pasar».

En su círculo, no obstante, están convencidos de que, independientemente de lo que se cocine en los despachos, el equipo dará la talla con el preparador a los mandos en estos tres partidos que faltan de competición, con el trámite del Reus completando el camino. Ayer dejó varias muestras durante el entrenamiento, en el que se le vio con su versión más enérgica, muy concentrado en la preparación del partido de La Romareda, sin bajar la guardia con sus futbolistas.

«¡Vamos aquí, apretamos a Verdasca!», bramó el técnico durante un simulacro de presión, aunque al que dedicó más tiempo en la preparación del choque fue al escapista Jorge Pombo, el argumento de peso del Zaragoza en el partido que se disputó en la primera vuelta en El Molinón, descabalgado del once maño en los últimos partidos. «¡El jugador que esté con Pombo, cerca de verdad, muy cerquita, que nos sienta!», voceó el técnico, que dirigió una sesión muy intensa y en la que Cristian Salvador terminó antes de tiempo por un golpe en su tobillo derecho. «¡Hay que apretar esos pases interiores!», reclamó después. Entre los pocos aficionados que presenciaron la sesión estaba Víctor Ruiz, ahora en el filial del Atlético y la temporada pasada en el Sporting B.

Pruebas en banda izquierda

Sin dejar ver mucho, en la sesión, que culminó con la disputa de un partidillo, sorprendió la presencia de Pedro Díaz y de Carlos Cordero, y también la situación de Noblejas en el extremo izquierdo, en un equipo, y de Robin Lod, en el otro. Traver y Carmona, en ese sentido, se repartieron la derecha. José Alberto mantuvo varias conversaciones personales con distintos futbolistas, incluido Djurdjevic, que marcó un golazo con una especie de 'ruleta' de espaldas a la portería. También regresaron a la normalidad durante la jornada Álex Alegría, Babin y Álvaro Jiménez, disponibles para el encuentro del viernes, mientras que Aitor García e Ivi López siguieron con el trabajo con el readaptador. El regreso del onubense se espera para la próxima semana.

Más