Jugadores del Sporting sacan una sonrisa a los niños del Hospital de Cabueñes