Torrecilla apura el mercado

Torrecilla apura el mercado
Miguel Torrecilla sale de las oficinas de Mareo. / DAMIÁN ARIENZA

El director deportivo rojiblanco encara los diez últimos días con la mirada puesta en incorporar un futbolista ofensivo

J. BARRIO GIJÓN.

El Sporting encara los diez últimos días de mercado pendiente de los movimientos que se puedan producir en un tramo en el que siempre surgen opciones, entre el descontento de los jugadores con carencia de minutos de competición y futbolistas que se sitúan en el escaparate en el último momento por razones de lo más variopinto. En cualquier caso, la posible llegada de un delantero se ha enfriado en los últimos días en los despachos de Mareo, aunque hubo gestiones abiertas, valorando la proyección y el momento de forma de Djurdjevic, en el que hay mucha confianza dentro del club por su edad y el margen de crecimiento que se le intuye. También por la presencia de Blackman, que parece repuesto de sus problemas físicos, pero que mantiene un rendimiento intermitente y del que se espera más.

La posibilidad de atraer a un delantero se ha enfriado, sin llegar a descartarse

Los técnicos consideran que hay posiciones que sí demandan un refuerzo, como la banda izquierda, coja desde la marcha de Jony y sin muchas alternativas tras la lesión de larga duración de Isma Cerro. Las posibilidades pasan por encontrar un extremo específico zurdo, siempre complicado, o algún otro futbolista que pueda desempeñar ese rol. Miguel Torrecilla analizó algunas posibilidades en el extranjero -estas ya desde el verano- y otras de futuro en Segunda, con algunos contactos abiertos, más una selección anticipada de posibles descartes de Primera.

Con todo, no se puede rechazar ningún escenario, ni ninguna posibilidad, sobre todo si algún futbolista de la actual plantilla, incluso de los nuevos, plantea una salida en el último momento. Ya sucedió la pasada temporada con el brasileño Xandao y Stefan Scepovic. Esta opción, por el momento, no está descartada. «Cuento con todos, aunque es verdad que hay jugadores que lo van a tener más difícil con una sola competición», anticipó José Alberto en la previa del partido frente al Alcorcón.

La semana que viene

Esa es una de las premisas, en principio, para que el Sporting pueda acometer una incorporación, liberando masa salarial y pudiendo llegar a alguno de los nombres más convincentes para los técnicos de los que tiene en cartera. En ese sentido, las fórmulas para realizar movimientos, tanto en el mercado de verano, como en el de invierno, que expira el próximo jueves 31 de enero, han tenido que modificarse y adaptarse a la entrada del control financiero.

En este momento, el club sí estaría en disposición de efectuar algún fichaje, pero tendrían que armonizarse dos cuestiones: que el jugador convenciese y entrara dentro de los parámetros económicos en los que se mueve el Sporting ahora mismo. No parece sencillo. Si no, lo más probable es que apure hasta los límites del mercado a la espera de que uno de los menos habituales solicite una salida.

 

Fotos

Vídeos