El Molinón mantiene su tirón

El Molinón, durante el último derbi, el partido con más espectadores./DAMIÁN ARIENZAGráfico
El Molinón, durante el último derbi, el partido con más espectadores. / DAMIÁN ARIENZA

Solo La Romareda supera los 19.441 espectadores que promedia en el actual curso actual el estadio rojiblanco El Sporting registra en su feudo la segunda mejor cifra de asistencia de la categoría

VÍCTOR M. ROBLEDO DEPORTES.CO@ELCOMERCIO.ESGIJÓN.

Tras el partido del pasado viernes, José Alberto López enfiló el vestuario del Sporting con un chute de adrenalina recorriéndole el cuerpo. En el túnel aún resonaban los últimos acordes del himno rojiblanco y los gritos de apoyo de los 20.052 sportinguistas que acudieron a El Molinón para presenciar la cita ante el Granada. El técnico se había marcado como objetivo recuperar la mejor versión de la grada para empujar al equipo y lo ha logrado, aunque lo cierto es que el sportinguismo nunca ha dado la espalda a su equipo ni en los peores de la temporada. Como muestra, un dato: la peor entrada del curso -16.118 espectadores en la jornada once ante el Córdoba- supera el promedio de espectadores de diecinueve equipos de Segunda División.

El Molinón es el segundo estadio con mayor afluencia de toda la categoría, solo superado por La Romareda. Desde que arrancó la competición el pasado mes de agosto, un total de 330.508 espectadores han acudido al estadio en alguno de los partidos. La Romareda, en una ciudad como Zaragoza que duplica en número de habitantes a Gijón, ha registrado una afluencia de 354.078.

Dos recién descendidos como el Málaga y el Deportivo suceden al Zaragoza y al Sporting en el ránking. La Rosaleda viene registrando desde el inicio de la temporada un promedio de 17.817 espectadores, por los 16.518 espectadores del Riazor.

La afluencia en El Molinón ha fluctuado al ritmo del equipo. El pasado 26 de agosto, el Sporting arrancó la competición como local frente al Nástic con una presencia de 21.484 espectadores. La cifra disminuyó en las citas posteriores, aunque nunca por debajo de los datos registrados ante el Córdoba. El día de Reyes, contra el Zaragoza, el estadio rojiblanco superó el que entonces era su récord de la temporada con 22.106 espectadores. Luego, las tres derrotas consecutivas como local justo antes de que arrancara la actual racha victoriosa de los de José Alberto se dejó nota también la grada.

En lo que va de temporada en Segunda, solamente en 24 de los 361 partidos disputados hasta la fecha se han registrado entradas superiores a los veinte mil espectadores. Siete de ellos se disputaron en El Molinón, mientras que La Romareda acogió once. En el caso del Sporting, las citas ante el Nástic (21.484), Extremadura (20.335), Las Palmas (20.490), Zaragoza (22.106), Deportivo (20.627), Oviedo (26.748) y Granada (20.052) superaron esa barrera.

El derbi asturiano disputado en El Molinón es a día de hoy la mejor entrada de toda la Segunda División en lo que va de temporada, mientras que el de la primera vuelta celebrado en el Tartiere, con presencia de 23.175, es la séptima mejor cifra. Las posiciones desde la segunda a la sexta en el ránking están ocupadas por el Zaragoza en cinco de sus partidos en La Romareda.

En el lado negativo se sitúa el Reus-Lugo de la jornada once, que fue presenciado por apenas 2.056 espectadores. Ningún otro partido ha alcanzado un registro tan bajo en el actual curso. El estadio de Santo Domingo de Alcorcón acumula un total de 49.944 espectadores, una cifra que en los estadios situados en las primeras situaciones del ránking se alcanza en poco más de dos semanas.

Alta ocupación

En lo que se refiere a promedio de ocupación respecto a la capacidad total del estadio, El Molinón se sitúa en tercera posición tras el Francisco de las Heras y El Sadar. El Extremadura está llevando a sus partidos cerca de diez mil espectadores -84,82% de ocupación-, mientras que Osasuna se queda en el 78,58% gracias a una media de 14.594 espectadores. El estadio rojiblanco tiene una ocupación del 64,80%. El Rayo Majadahonda promedia 3.347 espectadores, aunque la primera parte de la temporada disputó sus partidos como local en el Wanda Metropolitano al encontrarse en obras el Cerro del Espino y pudo registrar entonces entradas superiores a lo habitual.

El pasado año, a estas alturas de la competición, El Molinón registraba una media de 20.435 espectadores por partido, mil más que en el curso actual. El Zaragoza, por su parte, ha ganado cuatro mil espectadores en los últimos doce meses. José Alberto agradeció tras el partido del viernes el enorme apoyo recibido desde la grada en los momentos en los que el Granada más apretó por el empate. «Eso te da puntos», aseguró el entrenador ovetense. Con cuatro partidos por disputar aún como local, El Molinón será clave en el desenlace de la temporada. Su ruido y su color son los de siempre.

Más