Sporting

Sporting | «Era el momento de volver»

Borja López, en la parte superior, se divierte con con los niños del Campus. Abajo, durante la presentación. / ARNALDO GARCÍA

«Atravesar situaciones difíciles me ha hecho madurar. Espero ayudar a los más jóvenes», asegura el canterano, séptimo fichaje rojiblanco | Seis años después de dejar Mareo, Borja López cumple su sueño de regresar al Sporting

ANDRÉS MENÉNDEZGIJÓN.

«En el fútbol nunca sabes cuando te va a llegar, pero sí que soñaba alguna vez con poder volver a vestir esta camiseta. Creo que es el momento adecuado». Se dilató unos días a la espera de los últimos documentos desde Croacia, pero el protagonismo absoluto de la mañana del miércoles en Mareo, fue para Borja López (Gijón, 1994). El martes, el gijonés, 25 años, se sumó a los entrenamientos del Sporting y formó parte de la expedición en la tradicional visita a Covadonga.

Tras unas semanas de negociaciones con el Hajduk Split, días largos y de especial nerviosismo para todos, el canterano culminó su regreso, anunciado y documentado el martes, con la presentación en Mareo, seis años después de dejar el Sporting traspasado. «Todo vino muy rápido: el interés del Mónaco y la salida», recordó. Borja solicitó permiso para que sus padres accedieran a la sala de prensa. De camisa blanca, acompañado por Torrecilla, Borja López accedió a una abarrotada sala de prensa. 'Gúmer' y Marisa, sus padres, emocionados con la culminación del regreso de su hijo, siguieron la comparecencia en una esquina de la sala, atentos a las palabras de su hijo. Al término de la misma, sonriente, se visitó la elástica rojiblanca y se fotografió en el campo número 2, junto a los niños del último turno del Campus.

Más Sporting

Previamente, Torrecilla explicó su fichaje. «Nos gusta mucho lo que hemos visto, va a ayudar a hacer un buen centro de la defensa», comentó el director deportivo, que enumeró algunas de las cualidades del central. «Es maduro, disciplinado y tiene una concentración importante», destacó para dar por cerrada el centro de la defensa «junto a Babin, Valiente y Cordero».

«Quiero dar las gracias a Miguel a Javier y a José Alberto por hacer posible que esté aquí El club ha hecho un esfuerzo. Estoy en el sitio que me ha visto crecer desde los diez años», se presentó con una sonrisa gigante durante los más de quince minutos de intervención. «El hecho de compartir vestuario con grandes futbolistas y pasar por situaciones difíciles me han hecho madurar. Espero ayudar a los más jóvenes. Estoy en mi mejor momento y por eso quería regresar ahora», dijo, antes de lanzar un mensaje optimista sobre el futuro que tiene por delante el club de sus amores. «Volveremos a estar arriba. El Sporting una entidad grande. No se merece estar en Segunda y tiene todo para subir. Esperamos lograrlo, pero sabemos lo complicado que va a ser», avisó.

Tras dos años en Croacia obligado a pelear por el título, cree que la presión por aspirar al ascenso «será similar» y que la experiencia en el Hajduk le ayudará porque ha «pasado situaciones buenas, difíciles y complicadas». Convencido de que las lesiones son pasado y con la cabeza en Montlivi.