El Comercio
Sporting

fotogalería

Abelardo, durante el encuentro disputado ayer contra el Sporting de Portugal. / EFE.

Un autogol le quita al Sporting el Teresa Herrera

  • Un infortunado desvío de Álex Serrano fue el único disparo con peligro de los gallegos

Un autogol de Álex Serrano, en una jugada de infortunio, le costó al Sporting el Teresa Herrera. Los gijoneses dispusieron de algunas ocasiones para haber inquietado más al Deportivo, que jugó trompicado y a ráfagas, respaldado más por la ventaja que por su juego. Los de Abelardo volvieron a lucir en defensa, con detalles en el centro del campo, en una actuación incompleta.

Abelardo dio más importancia al reparto de minutos, por lo que sólo repitieron titularidad Cuéllar, Lora y Julio. También Víctor Fernández modificó siete puestos respecto a la alineación del Deportivo que ganó en la jornada anterior al Nacional.

El conjunto de Abelardo mantuvo un dispositivo defensivo ordenado, con vigilancias definidas de Julio o Iván Hernández sobre Borja, con Cases cerrando el sitio al media punta Juan Carlos, a lo que se añadía la superioridad de Lora y Álex Menéndez en los laterales. El objetivo de los rojiblancos era maniatar al conjunto gallego a la llegada al campo gijonés, a la espera de algún contraataque.

El Deportivo se trompicaba en exceso, por la presión sportinguista, sin encontrar sitio en las bandas, además de no ver espacios libres por el centro. Los rojiblancos tenían difícil jota des en el pase final, cuando llegaban al campo rival, zona en la que no había apoyos. Por este motivo, la movilidad de Bustos, Guerrero y Serrano no tenía efectividad, pese a que el juego será de tú a tú. Los gijoneses tuvieron más llegadas que los locales, pero sin inquietar a un cómodo Fabricio.

Al filo del descanso llegó la única jugada comprometida para la zaga gijonesas, en una acción de Canella y Borja, con salida de Cuéllar que acabó en córner. Álex Serrano, al intentar despejar, introdujo en su propia puerta el saque de Juan Carlos, con efecto. El Deportivo se adelantaba en el marcador sin tirar a portería. 

Abelardo buscó más profundidad en el segundo tiempo con la entrada de Isma Lope en el lateral zurdo y de Pablo Pérez en la zona de vanguardia. El inicio del segundo tiempo fue de iniciativa gijonesa, con el Dépor replegado.

Este guión permitía a los,locales salir al contraataque con más alegría, pero sin peligro en los disparos. Los gijoneses tuvieron ocasiones más claras para marcar,, sobre todo una de Pablo Pérez.

El técnico rojiblanco intentó refrescar el equipo a la hora de juego con Álex Barrera en el centro del campo y Castro en la delantera. El Deportivo frenaba bien a los gijoneses, pero no sin apuros aislados. La entrada de Scepivic desplazó a Jara a la banda izquierda y a Pablo Pérez a la banda derecha. El serbio no estuvo fino en la primera ocasión de remate, en una cesión de Castro, ya que disparo mal y desviado con media portería vacía.

Fue un partido en el que los dos equipos carecieron de pólvora en sus ataques y el trofeo se decidió con un autogol.

directo