El Comercio
Sporting

El Sporting empieza con victoria

  • Guerrero y Juan Muñiz lograron remontar el gol de Enrich para dar los tres primeros puntos al conjunto rojiblanco

En cuatro minutos el Sporting le dio la vuelta a un partido que empezó perdiendo, pero la expulsión del Juanma y el riesgo asumido por Abelardo con los cambios fueron determinantes para ganar en Los Pajaritos.

Ambos equipos afrontaron el partido con un 4-2-3-1. El Numancia llevó inicialmente el peso del encuentro con un juego de presión para acercar el balón al área gijonesa. Los rojiblancos optaron por tener seguridad defensiva y salir al contraataque, aunque su problema era la excesiva facilidad en las pérdidas del control del balón. En este aspecto, el conjunto de Abelardo se encontró con un Numancia bastante agresivo y un árbitro condescendiente. En la fase inicial solo hubo una ocasión de remate, en un saque de banda de Luis Hernández, con un despeje de Regalón, en la que Biel tuvo que lucirse.

En la última fase del primer tiempo, el conjunto gijonés tuvo alguna aproximación al área de Biel Ribas, en las que creó dos ocasiones de remate, pero Guerrero cabeceó fuera un servicio de Carmona y Barrera no llegó a una asistencia lateral del mallorquín.

Tras del descanso, el conjunto gijonés salió mejor posicionado, pero un despiste con falta de diálogo entere Lora y Sergio permitió que Enrich, de forma cómoda, rematase a donde no podía llegar Cuéllar. Era el primer disparo del Numancia a la portería gijonesa.

El partido cambió entonces de decoración, ya que el Numancia reforzó la vigilancia defensiva, mientras que el Sporting empezó a arriesgar. Abelardo modificó la imagen de su equipo en busca de una mayor efectividad con el debut de Rachid en Segunda División, para dar más creatividad al centro del campo, y a Juan Muñiz en la banda derecha, con lo que también podía sacar fruto en los saques de falta.

El Sporting tenía más llegada, pero sin remate y con desventaja en el juego aéreo. El partido se le puso mejor con la expulsión de Juanma, pero las imprecisiones agotaban a los de Abelardo. El Numancia, bien cerrado, daba pocas opciones, pero la presión gijonesa tuvo premio en la fase final, en la que los de Abelardo fueron más ambiciosos. Guerrero, en un remate espectacular, y Juan Muñiz, tras una jugada magistral de Jony, firmaron una ilusionante victoria.

directo