El Comercio
Sporting

Scepovic acepta al Celtic en el último suspiro

Quini consuela a Scepovic al término del partido ante Las Palmas, el pasado mes de junio.
Quini consuela a Scepovic al término del partido ante Las Palmas, el pasado mes de junio. / J. BILBAO
  • La intromisión del Getafe, a través de Doyen Group, estuvo a punto de dar al traste con la operación

  • El serbio dio el visto bueno a su traspaso al conjunto escocés, por 2,5 millones de euros, a quince minutos del cierre del mercado

Stefan Scepovic deshojó la margarita en el último minuto. En una jornada trepidante, de tensas negociaciones , el delantero eligió su nuevo destino. Faltaban 15 minutos para la medianoche, cuando se cerró el plazo de fichajes en España, cuando el Sporting lo anunciaba en su web: el serbio daba el visto bueno a su traspaso al Celtic de Glasgow. No era la opción que más agradaba al goleador, quien prefería quedarse en España. Sobre todo después de que el Getafe también entrara en escena en las últimas horas. Pero al final, Scepovic eligió Escocia.

El traspaso del escocés se cerró en las mismas condiciones que el Sporting y el Celtic habían negociado la pasada semana. De esta forma, los escoceses pagarán 2,5 millones de euros a los rojiblancos, que también recibirán un 5% en una futura venta.

Pese a que los gijoneses y el club católico de Glasgow ya habían cerrado el acuerdo el lunes de la pasada semana, el traspaso no fue tan fácil como los dos equipos esperaban. El motivo, las dudas que el serbio tenía para aceptar la propuesta. Unas indecisiones que aumentaron cuando el pasado martes el conjunto escocés quedó apeado de la Liga de Campeones, uno de los principales alicientes que se le presentaba al goleador. Además, Stefan quería tomarse su tiempo ante la posibilidad de que le llegara una oferta de un club español.

Aún así, el serbio viajó hasta París para conseguir, en la embajada de su país, el visado que le permitiera jugar en la Liga escocesa. Y el pasado fin de semana llegó a pasar el reconocimiento, en esta ocasión en una clínica de Madrid.

Sin embargo, Scepovic seguía demorando la firma de su contrato con el Celtic. Un segundo equipo entraba en escena: el Getafe. La posibilidad de jugar en Primera División en España se abría para el máximo goleador del Sporting la pasada temporada. El conjunto azulón, a través de Doyen Group, tentó al jugador. Las cifras que se barajaban para cerrar la operación eran similares a las que el Sporting y el Celtic de Glasgow habían negociado directamente. Sin embargo, los madrileños no llegaron a presentar en Mareo oferta alguna.

La intromisión del Getafe y de Doyen estuvo a punto de dar al traste a con la operación que ya tenían cerrada el Sporting y el conjunto escocés. Sobre todo por parte del Celtic, muy molesto con la actitud tomada por el jugador, que decidió demorar la firma de su contrato hasta el último instante pese a que la pasada semana ya había dado el O. K. a la operación. El conjunto de los católicos de Glasgow exigirán al serbio una disculpa ante sus aficionados por su actitud en esta negociación.

Al final, y con el tiempo corriendo en contra de todas las partes, Scepovic dio el visto bueno definitivo. El Sporting lograba así el objetivo de traspasar a un jugador cuya ficha no podía asumir en Segunda, como el club ya había anunciado cuando se hizo en propiedad con el serbio.

Sin ofertas por Álex Barrera

Otro de los candidatos a abandonar el Sporting este verano, Álex Barrera, finalmente se quedará. Fueron varios los equipos que habían preguntado por el centrocampista rojiblanco, pero sin que a Mareo llegara oferta alguna. Ni siquiera del fútbol inglés, donde el nombre del futbolista estaba en la agenda de varios equipos de la Primera y Segunda División.

La jornada de ayer también sirvió para despejar de forma definitiva el futuro de Álex Serrano. El mediapunta se quedará en el primer equipo. La imposibilidad de que pudiera jugar en el filial cuando no fuera convocado por Abelardo abría la puerta a que el canterano valorase otros escenarios, como una posible salida.

Sin embargo, finalmente decidió quedar una temporada más en el primer equipo. Una decisión tomada después de que la semana pasada el técnico afirmase en rueda de prensa que contaba con él para esta temporada.

Otro canterano que no se moverá de Gijón es Álvaro Bustos, pese a que ha tenido algunas propuestas para salir en la fase final del mercado. El Real Madrid, de hecho, presentó en los últimos días una oferta por el extremo zurdo, uno de los futbolistas más destacados durante la pasada pretemporada. La propuesta, trasladada primero a Mareo a través de Javier Rico, representante del jugador, de la firma Promoesport, y posteriormente de manera directa por un portavoz del club 'merengue', en conversación con Alfredo García Amado, contemplaba una cesión al Castilla, con una opción de compra posterior, pero el club gijonés desechó esta posibilidad.

En el entorno del futbolista, no obstante, se vislumbraba esta opción como una buena oportunidad en la trayectoria del canterano, de 19 años, quien contaría con nuevos alicientes en su todavía incipiente carrera.