El Comercio
Sporting

El Sporting empata en Albacete en el último minuto (1-1)

  • Pablo Pérez contrarrestó el tanto con la mano del Albacete en un segundo tiempo de más riesgo rojiblanco

Un gol de Pablo Pérez en el tercer minuto de la prolongación hizo justicia en un partido anodino en el primer tiempo, en el que el equipo local marcó con la mano ante la pasividad de un arbitraje casero. El calor fue otro factor que influyó, con mejor adaptación de los locales.

Abelardo repitió equipo y banquillo por tercera jornada consecutiva. Aunque se desplazaron 20 jugadores, en la grada quedaron Isma López y Alex Serrano, aún inéditos está temporada. En el conjunto local, Luis César Sampedro utilizó un 4-1-4-1 con algunos cambios posicionales en función del desarrollo del juego.

El inicio fue equilibrado, con excesivas reservas en ambos equipos, pero cumplidos los primeros veinte minutos el conjunto local asumió más el mando, con más profundidad por la banda de Álex Menéndez, poco apoyado por Jony. De todas formas, el juego era tan soporífero como el tiempo.

Las ocasiones de gol fueron muy escasas, aunque en mayor número por los manchegos. Un disparo de Rubén Cruz al poste izquierdo de Cuéllar y la réplica de Jony, en una galopada que definió mal con un disparo inocente, fue lo más destacado de la primera parte.

Los jugadores de los dos equipos acusaban el excesivo calor, lo que se notaba en el juego, con un ritmo cansino. Parecía que el descanso iba a llegar con empate, pero surgió un centro de Edu Ramos que despejó Lora. El balón fue empujado con la mano por Jorge Díaz. El árbitro concedió el gol sin apreciar la clara irregularidad de la jugada.

En el segundo tiempo, el equipo gijonés llevó más la iniciativa, sobre todo con Pablo Pérez y Rachid en el campo. Abelardo asumió riesgos en busca del empate, que pudo llegar en dos ocasiones en remates de Pablo Pérez, pero uno dio en un poste y otro salió demasiado cruzado.

El Sporting se perdió en las prisas, con un juego precipitado y dificultades para elaborar el remate. Los últimos minutos se consumieron con Bernardo de delantero centro, con más riesgo aún en los de Abelardo. Con el tiempo consumido, un saque de esquina de Juan Muñiz fue cabeceado con perfección por Pablo Pérez. El empate era lo más justo.

directo