El Comercio
Sporting

Ndi rescata un punto

fotogalería

Jugadores y cuerpo técnico celetran un tanto. / ACAN

  • El Sporting ofrece un partido irregular, con buen toque, pero poco remate y lentitud en el juego

El Sporting logró un punto en su visita al Helidoro Rodríguez, en un partido irregular, con altibajos, en el que los gjjoneses tuvieron mejor toque de balón que los locales, pero su juego fue lento y sin precisión en el remate

Abelardo se decantó por el equipo previsto, con Guerrero de titular en el eje del ataque. En el Tenerife, Álvaro Cervera dejó a Aridane en el banquillo, para contar con el canterano Jorge por detrás de Ifrán.

El Tenerife asumió el mando del partido en los primeros compases. El Sporting se defendía con orden, pero su ataque era desordenado, con demasiadas pérdidas de balón, lo que aprovechaban los 'chicharreros' para tratar de sorprender a los rojiblancos e los contraataques. El conjunto local inclinaba más su ataque por la banda de Isma López, con apoyos de los centrocampistas, al considerar que era la zona más débil de la zaga gijonesa.

En una pérdida de balón gijonesa en el centro del campo se produjo un contraataque local, que acabo con una alta de Lora. El golpe franco fue ejecutado magistralmente por Ifrán, quien marcó con un trio por encima de la barrera. El tanto cambiaba el guión del partido.

El Sporting pasó a controlar el juego, con un Tenerife agazapado atrás, a la espera de algún contraataque. Los rojiblancos actuaban demasiado acelerados, con carencias en su juego de ataque. Ndi no aparecía, Jony no se dejaba ver, Carmona se movía por donde no hacía daño y Guerrero no lograba centrarse. De nada servía el control de Cases y Sergio en el centro del campo o las aperturas a las bandas. El juego gijonés era mejor, pero sin profundidad. A los de Abelardo les sobraban toques y les faltaba rapidez, con imagen de no saber que estaban perdiendo. Con esta actitud era impensable que se pudiera aspirar a ganar.

Este guión le venía bien al Tenerife, que se dedicaba a perder tiempo, a dejar pasar el reloj y a inquietar con algún contraataque, en el que no podía con los centrales del conjunto gijonés.

Tras el descanso, el Sporting salió con más convencimiento y a los cinco minutos llegó el empate, en un saque de banda de Luis Hernández que desvió Bernardo y finalizó Ndi, en un remate de volea.

El tanto del rojiblanco obligó al Tenerife a asumir riesgos. Lo hizo casi siempre por la zona de Isma López, quien fue relevado por Juan Muñiz, para retrasar a Jony al lateral zurdo. El juego tuvo más altibajos, porque el conjunto gijonés tuvo ambición para ir a ganar. Abelardo dio entrada a Pablo Pérez, que estuvo poco asistido. El gijonés protagonizó una jugada polémica, en la que se pidió penalti, pero le costó una amonestación.

Al final se llegó con un empate que deja más satisfecho al Tenerife que al Sporting. A los rojiblancos les faltó más contundencia ofensiva.

directo