El Comercio
Sporting
La dependienta de una de las tiendas del Sporting muestra una camiseta de Halilovic.
La dependienta de una de las tiendas del Sporting muestra una camiseta de Halilovic. / J. PAÑEDA

El Sporting cambia de 'sastre'

  • El club y Kappa están cerca de alcanzar el acuerdo para la rescisión del contrato que les une desde 2011

  • Los gijoneses tienen muy avanzadas las negociaciones con Nike, que ya dispone de un boceto de la camiseta de la próxima temporada

El Sporting y Kappa Iberia están muy cerca de separar sus caminos. Los dirigentes del conjunto rojiblanco tratan de avanzar en las negociaciones con la firma textil, cuyo director general en España es Francisco Cuesta Barriga, para romper el contrato que todavía les une hasta el 30 de junio de 2018, aunque las conversaciones se mantienen en un plano de cierta rigidez. En los últimos días, de hecho, esta empresa habría hecho llegar a las tiendas del club todo el estocaje confeccionado para la presente temporada, pero extrañamente no había sido enviado durante la campaña de Navidad, donde hubo falta de material en una temporada alta de ventas del año, lo que puede entenderse como una medida de presión por parte de esta empresa para tratar de hacer cumplir un contrato que está en vías de extinción.

La idea del Sporting, que trabaja entre bambalinas, es encontrar un proveedor de ropa deportiva que tenga un mayor tirón entre los aficionados. La firma estadounidense Nike, en ese sentido, es la mejor situada para vestir al conjunto rojiblanco la próxima temporada, con un boceto de camiseta que podría ser muy similar a la que actualmente viste el Atlético de Madrid, rival de los gijoneses este sábado en El Molinón, con la parte trasera totalmente ocupada por el color rojo. En cualquier caso, el diseño de la futura elástica está en estudio.

La multinacional con sede en el Estado de Oregón no es la única firma de ropa deportiva que se ha acercado al Sporting, que también ha sido tentado por otras empresas de renombre, como Adidas, que ya vistió al conjunto rojiblanco durante su época dorada, o la inglesa Umbro. Sin embargo, Nike es la que parece presentar las condiciones más interesantes, además del lógico atractivo que tiene uno de los principales iconos de la ropa deportiva a nivel mundial. La firma estadounidense ya viste en la Liga española al Barcelona, Atlético de Madrid, Athletic, Levante y Málaga. Fuentes cercanas al consejo, en todo caso, dan por hecho el acuerdo tras los últimos contactos mantenidos por Javier Fernández con esta firma.

Desde el pasado verano, el vicepresidente y el resto de miembros del consejo de administración del Sporting, además de Carlos Barcia, comenzaron a revisar todos los contratos que el club tenía firmados con sus proveedores, además de realizar un control de las deudas pendientes.

Con respecto a la firma de ropa deportiva que actualmente viste al equipo, dentro de las oficinas de Mareo había la sensación desde hacía ya tiempo de que había que buscar nuevos horizontes, más atractivos para el sportinguismo, al que Kappa Iberia nunca terminó de convencer. Esta marca viste al Sporting desde la temporada 2011-2012, después de recoger el testigo de Astore, que había simbolizado los momentos más delicados de la entidad.

El 'pijama'

El camino que han llevado esta firma, que pertenece al grupo de origen francés Sport Finance, cuya matriz es la italiana Kappa, y el Sporting no ha estado exento de polémicas por parte y parte. Desde que Manuel Vega-Arango, presidente del club por aquel entonces, solicitara a la marca que diseñara otra camiseta más tradicional y retirara, ante las críticas de la afición, el conocido como 'pijama' la relación fue tirante.

En aquella ocasión, la empresa que dirigía por aquel entonces José Luis Sanz, quien dejó su puesto a Francisco Cuesta, tuvo que movilizarse para sacar otra camiseta al mercado a marchas forzadas tras esta inesperada petición. El resultado fue discutible. Y la crítica, lejos de ir a menos, ha sido creciente a cuenta de otra serie de circunstancias, entre ellas las escasas existencias que hay casi siempre en las tiendas del Sporting para las campañas de Navidad.

Pese a todo, el club acordó renovar su compromiso con esta firma textil en marzo de 2015. Desde el pasado verano, sin embargo, el Sporting ya comenzó a recibir y a escuchar propuestas de otras firmas que querían diseñar la nueva camiseta del equipo. Una de ellas, Nike, que mantiene una dura pugna con Adidas por conquistar el mercado de la Liga española, parece decidida a confeccionar la nueva piel del conjunto rojiblanco, al que ve como un más que interesante candidato para incluir en su selecta cartera de clientes.