El Comercio
Sporting

SPORTING

Sanabria abre la puerta al regreso

Sanabria abre la puerta al regreso
  • Raúl Verdú, agente del futbolista paraguayo, recuerda que la Roma tiene la última palabra sobre la continuidad del delantero en el Sporting

  • «Gijón es la primera opción si el jugador vuelve a salir cedido», asegura su representante

Abelardo, en una entrevista concedida hace una semana a EL COMERCIO, dejó claro su deseo de que Tonny Sanabria continuara la próxima temporada vistiendo de rojiblanco. Sabe el técnico de la dificultad de retener a un futbolista que al mismo tiempo que ha crecido con el paso de los meses se ha revalorizado para un mercado que valora a los jugadores jóvenes con su perfil.

La Roma, propietaria de sus derechos, se anticipó a los competidores firmándole cuando apenas era juvenil en el Barcelona. Hoy tiene en sus manos el futuro del jugador, que no vería con malos ojos continuar en Gijón en el caso de que el club romano optara por una nueva cesión ante la imposibilidad de asegurarle minutos en la primera plantilla.

Así lo reconoce su representante, Raúl Verdú. «Ha sido un año muy positivo en todos los sentidos», resume el agente en conversación telefónica con EL COMERCIO. Tanto dentro como fuera del campo, Sanabria ha logrado la estabilidad que perseguía después de dos años inédito en Italia. No tuvo oportunidades ni en la Roma ni en el Sassuolo, donde apenas gozó de minutos de competición.

El delantero ha jugado siempre que ha estado disponible. El cuerpo técnico depositó en él la responsabilidad goleadora a lo largo de un año que se antojaba complicado para el Sporting antes de echar a rodar el balón.

Sanabria jugó y marcó. Once goles distribuidos en 29 partidos, aunque no han faltado las voces críticas que le reprochan haber concentrado la mayoría de sus tantos en tres encuentros. El delantero paraguayo anotó dos 'hat tricks' ante Las Palmas y Real Sociedad, respectivamente, y marcó un doblete en Riazor, donde puso en marcha el contador. Su trayectoria en la temporada del estreno en Primera División, de todos modos, ha superado las expectativas y le ha puesto en el escaparate del fútbol mundial.

La mejor prueba es la llamada de la selección absoluta. El técnico Ramón Díaz considera que puede ser protagonista en el combinado nacional con la que se encuentra estos días preparando la inminente Copa América.

El futbolista está centrado en aprovechar y disfrutar de esta oportunidad, ajeno a las noticias sobre su futuro. Son muchos los clubes que han preguntado por su situación y que se postulan para hacerse con sus servicios.

«Tengo muchas llamadas de Italia, pero puedo asegurar que no hay nada firme», advierte Verdú, que insiste en que la última palabra, en todo caso, corresponde al club romano, dueño de los derechos del jugador. En el plazo de una semana o diez días como mucho, el intermediario catalán se desplazará a Italia para conocer los planes que la escuadra capitalina tiene para el delantero paraguayo.

Hacer caja

La Roma tendrá que decidir si opta por quedarse con el jugador, venderlo para hacer caja con vistas a nuevas inversiones o cederlo. Si finalmente esta fuera la alternativa elegida, el Sporting sería el primero en la lista de preferencias de Sanabria. «Está claro que si vuelve a salir cedido, Gijón sería la opción preferida», admite Raúl Verdú, que esgrime la satisfacción que el jugador ha encontrado tanto en la ciudad y en el club. «Todo ha sido bueno», añade, «estamos muy contentos con el trato recibido por los técnicos y por la afición».

El jugador se ha sentido importante vistiendo la camiseta del Sporting, disfrutando de la confianza que hasta ahora le habían negado en el Calcio. Precisamente, desde Italia, existe mucho interés por parte de algunos clubes en incorporar al nueve paraguayo, que también es seguido de cerca por equipos de España, conscientes del potencial que se le intuye para los próximos años. Sanabria tiene tres temporadas más firmadas con la Roma, que podría utilizarlo sin embargo para ingresar dinero con el fin de reforzar el plantel en otras líneas.

El Sporting está a la expectativa de las maniobras que se lleven desde el país transalpino. El director deportivo, Nico Rodríguez, mantiene una relación estrecha con su homólogo en la escuadra capitalina, Walter Sabatini, y tendrá información de primera mano sobre la decisión que adoptará la Roma con el nueve paraguayo.

Sanabria es el único de los futbolistas cedidos que tiene alguna opción de continuar una temporada más. Si bien es utópico pensar en que el Sporting pueda plantear una oferta para el traspaso del jugador, existe constancia de que el club centrará sus esfuerzos en conseguir una nueva cesión.

Desde Mareo, de momento, tratan de renovar a su hermano, Joel Sanabria, actual jugador del juvenil de División de Honor y que esta pasada campaña ya debutó con el filial rojiblanco. El planteamiento formulado por parte del área deportiva es repetir con el pequeño de los Sanabria el mismo procedimiento llevado a cabo con otras promesas de la cantera. El delantero paraguayo pasaría a beneficiarse del programa de becas, que tendría otros complementos económicos por tratarse de un futbolista foráneo, como una ayuda a la vivienda.

Por otra parte, desde una página web italiana que ofrece información del club romanista, se apuntaba ayer la posibilidad de que el delantero argentino Ezequiel Ponce siga los pasos de Sanabria y recale como cedido en el Sporting. Conviene recordar que la entidad rojiblanca este verano afronta la remodelación de la plantilla sin las restricciones de la pasada campaña y no tiene que ceñir su mercado a futbolistas jóvenes sin experiencia. Abelardo, no obstante, siempre ha trasladado su interés en apuntalar el equipo con algunos jugadores promesas que lleguen en calidad de préstamo.