La nueva piel rojiblanca intenta regatear la polémica

Dos aficionados observan las nuevas camsietas del Sporting en la tienda de la calle San Bernardo. / JOAQUÍN PAÑEDA
Dos aficionados observan las nuevas camsietas del Sporting en la tienda de la calle San Bernardo. / JOAQUÍN PAÑEDA

El efecto difuminado de las rayas acapara los comentarios críticos de la afición, que aplaude el homenaje a Quini

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

Las tiendas oficiales del Sporting presentaban un aspecto diferente cuando abrieron sus puertas en la mañana de ayer. En las estanderías más visibles, colgadas en perchas, las nuevas equipaciones presentadas el miércoles por el club acaparon pronto la atención de los aficionados que entraron en el local desde primera hora. Los más curiosos lo hicieron simplemente para estudiar en vivo la piel que lucirán los jugadores de Rubén Baraja la próxima temporada; los más rápidos, para hacerse con una prenda y estrenarla incluso antes de que se dejen ver por primera vez sobre el césped de El Molinón.

Tanto la tienda del estadio rojiblanco como la ubicada en la calle San Bernardo presentaron un goteo constante de aficionados durante toda la jornada. Las dependientas, ataviadas con las nuevas equipaciones, despacharon un buen número de prendas antes del cierre de los locales. La expectación no fue tan alta como hace dos años, cuando el primer modelo diseñado por Nike para el Sporting vio la luz, pero sí similar al de otros cursos.

El club puso a la venta las dos camisetas presentadas el miércoles en Mareo, así como los dos modelos de portero y el conjunto de entrenamiento. La camiseta rojiblanca fue la más demandada por los aficionados, aunque la verde, que servirá como segunda equipación la próxima temporada, también alcanzó buenas cifras de venta en su primer día.

La camiseta rojiblanca centró la mayoría de comentarios entre los aficionados que analizaban. La prenda acaparó muchos comentarios positivos, pero también negativos. Algunos seguidores lamentaban la forma de las rayas, con un fundido entre los colores rojo y blanco. También despertó algunas quejas el formato de la espalda, con un recuadro completamente blanco para ubicar el dorsal y el nombre. Entre los elogios, la afición acogió de manera muy positiva el homenaje a Quini que aparece en la parte superior de la espalda y la ausencia de publicidad. Este último aspecto, en cualquier caso, tiene carácter temporal, ya que el club continúa realizando gestiones para cerrar un patrocinador que ocupe el frontal de sus camisetas.

10.000 abonos renovados

Por otro lado, el Sporting anunció a última hora de la tarde de ayer que ha superado las diez mil renovaciones de abonados. El club hizo público el dato junto a un mensaje de agradecimiento a la afición por su apoyo. El plazo de renovación finaliza el próximo 31 de julio.

 

Fotos

Vídeos