Sporting

El nuevo Sporting enciende el motor

El delantero Djurdjevic, a su llegada ayer al aeropuerto de Asturias procedente de su país. / DAMIÁN ARIENZA
El delantero Djurdjevic, a su llegada ayer al aeropuerto de Asturias procedente de su país. / DAMIÁN ARIENZA

José Alberto arranca su primer proyecto con 28 jugadores, a la espera de concretar varias salidas y definir el capítulo de incorporaciones | La plantilla se someterá entre hoy y mañana a las pruebas médicas antes de empezar los entrenamientos

VÍCTOR M. ROBLEDOGIJÓN.

En Mareo se respira una calma tensa desde que la primera plantilla del Sporting iniciara sus vacaciones hace exactamente un mes. Solo los alumnos del campus de verano y las presentaciones de nuevos futbolistas han roto esa sensación de pausa, aunque será ya por poco tiempo. La Escuela de Fútbol recuperará su trajín habitual en los próximos días con el arranque de la pretemporada 2019-2020. Esta mañana, los primeros jugadores están citados para someterse a las pruebas médicas previas a los entrenamientos, que comenzarán el miércoles.

El nuevo Sporting echa a andar con voluntad de continuidad, algo que no sucedió en las dos temporadas anteriores. En realidad, la única cara nueva del equipo a estas alturas del verano es la del lateral Unai Medina, incorporado desde el Numancia. El fichaje de mayor impacto, el poleso Javi Fuego, regresa a Mareo doce años después de su salida del club para convertirse en uno de los referentes de la plantilla tanto en el césped como en el vestuario. El grupo lo completan dieciséis jugadores que siguen respecto al pasado curso, dos que vuelven tras finalizar sus cesiones -Moi Gómez y Neftali- y diez que ascienden desde el filial o el equipo juvenil, entre los que se incluyen las incorporaciones definitivas de Cordero y Pedro Díaz.

A la espera de ver cómo evoluciona el mercado, José Alberto contará en las primeras sesiones de entrenamiento con veintiocho jugadores. Las únicas ausencias previstas son las de Dani Martín y Babin, que disfrutan de periodos especiales de vacaciones tras cumplir recientemente sus compromisos internacionales con la Selección Española sub 21 y la selección de Martinica respectivamente. La vacante dejada en los entrenamientos por el joven meta gijonés será ocupada por Javi Benítez, quien ya formó parte de la convocatoria del primer equipo en el último partido de la pasada temporada ante el Cádiz.

En defensa, José Alberto solamente contará con cuatro efectivos del primer equipo a la espera de la reincorporación de Babin: Unai Medina, Molinero, Cordero y Juan Rodríguez. Con el futuro del central gallego en el aire -el curso pasado solamente jugó dos partidos de Liga y su futuro apunta lejos de Gijón-, el cuerpo técnico y la dirección deportiva han optado por promocionar al central Pelayo Suárez y a los laterales izquierdo Pablo García y Berto Espeso. La nómina defensiva puede ampliarse en los próximos días si se resuelven las negociaciones que el club mantiene con el Lorient para hacerse con la propiedad de Mathieu Peybernes. En principio, el central galo podría llegar a lo largo de esta semana a Gijón.

En lo que al centro del campo se refiere la situación es la contraria. José Alberto contará en los primeros entrenamientos con hasta nueve mediocentros: Javi Fuego, Cofie, Nacho Méndez, Pedro Díaz, Hernán, Cristian Salvador, Moi Gómez, Gragera y Lod. El club mantiene varias conversaciones abiertas para aligerar la lista, aunque ninguna parece cerca de cerrarse en los próximos días.

Más Sporting

Futuro en el aire

Hernán Santana, que apenas contó para José Alberto la pasada temporada, e Isaac Cofie, con una elevada ficha, se presentan como dos de las principales opciones para abandonar el club a lo largo de la temporada. Más dudas existen en torno al finlandés Robin Lod, con división de opiniones entre los técnicos en cuanto a su posible encaje en los sistemas del equipo. Quién sí parece seguro que saldrá es Moi Gómez, que regresa tras terminar su cesión al Huesca. El centrocampista alicantino cuajó un notable papel la pasada temporada con el conjunto oscense en Primera División y ha despertado el interés de varios equipos de la máxima categoría, como el Espanyol, el Villarreal o el Betis. Su salida, en cualquier caso, se producirá a través de un traspaso.

En el ataque, José Alberto cuenta con Uros Djurdjevic como principal referencia. Neftali Manzambi regresa a Gijón tras su cesión al Córdoba, donde apenas jugó 82 minutos repartidos en cuatro partidos en toda la segunda vuelta. Miguel Torrecilla espera completar la delantera con un punta que complemente al serbio, al margen de la polivalencia de Pablo Pérez. Ningún delantero puro promociona en esta ocasión desde el filial.

Entre los futbolistas del filial que suben al primer equipo para hacer la pretemporada se encuentran los extremos Bertín y Pelayo Morilla, así como el portero cubano Christian Joel. Los dos últimos han debutado ya con el primer equipo, mientras que el primero estuvo en la órbita de Paco Herrera cuando asumió el catalán asumió el banquillo rojiblanco, aunque no llegó a debutar.

Con esas veintiocho piezas arranca el primer proyecto de José Alberto López como técnico del Sporting, después de heredar la pasada temporada la plantilla confeccionada para Rubén Baraja por Torrecilla. El equipo rojiblanco tendrá su primer amistoso el día 17 de julio en Mareo ante el Gijón Industrial. La exigencia irá en aumento con el transcurso de las semanas hasta llegar al fin de semana del 18 de agosto, cuando arrancará la Liga ante el recién descendido Girona. Seguramente el once que presente entonces tenga poco en común con lo que se vea estos días en Mareo, pero la base está definida. El nuevo Sporting comienza a andar.