«Tenemos que dar un paso adelante, pero sabemos que viene el Sporting»

Rubén García, en su presentación con Osasuna. /  DIARIO DE NAVARRA
Rubén García, en su presentación con Osasuna. / DIARIO DE NAVARRA

El exrojiblanco Rubén García se muestra «orgulloso» de volver a encontrarse con sus compañeros de la pasada temporada

A. MAESE GIJÓN.

Será una piedra de toque para el Sporting. El equipo de Rubén Baraja visita este sábado a uno de los equipos llamados a luchar por el ascenso a Primera División. Osasuna descendió junto a los rojiblancos a la categoría de plata y desde entonces lucha por regresar a la máxima competición.

Al igual que en Gijón, en Pamplona se ha vivido una pequeña revolución en el vestuario del primer equipo. En sus filas, Osasuna cuenta con un viejo conocido de la afición sportinguista y también de varios de los jugadores que formar el vestuario rojiblanco.

«Estoy muy contento pese a haber llegado con la Liga empezada», comenta Rubén García que, al igual que hizo en Gijón, en Pamplona luce el dorsal número catorce en su espalda. El mediapunta fue una de las peticiones de Rubén Baraja para incorporar en el último mercado, pero su llegada no pudo concretarse. Principalmente porque el Sporting no quiso esperar hasta el último momento para saber si podía contar con los servicios del atacante valenciano.

«Me he adaptado rápido gracias al buen grupo que hay y que disfruto de muchos minutos» «El Sporting es un equipo bien plantado defensivamente, que nos habrá estudiado mucho»

Rubén García aterrizó en Osasuna en una operación que no supuso ningún desembolso por parte del cuadro navarro. Bien es cierto que el Levante se ha guardado una opción de compra para los próximos tres años. «Lo bueno que tiene este equipo es que me ha permitido adaptarme rápido gracias al buen grupo que hay y al haber disputado tantos minutos», confiesa. En sus cuatro primeros partidos como rojillo, el mediapunta ha disputado todos los minutos con dos derrotas, un empate, y una victoria.

El valenciano también se muestra satisfecho con su nueva ciudad. «Es pequeña y muy acogedora, lo que me ayudó a que me encontrara casa rápido y me pudiera adaptar», asegura el futbolista que el sábado se volverá a ver las caras con varios de los compañeros con los que el pasado año jugó para subir a Primera con el Sporting.

Pese a haberse reforzado con varios jugadores y ser uno de los equipos cuyo objetivo no es otro que estar en la zona alta de la clasificación, Rubén García asume que «no estamos teniendo un inicio de Liga muy bueno, pero estamos ilusionados porque formamos un gran equipo y somos un grupo muy unido», repasa.

El Reyno de Navarra solicitará una nueva victoria de su equipo en Pamplona y el cuadro rojillo es conocedor que «tenemos que dar un paso adelante a nivel táctico y a nivel de exigencia, pero sabemos que este fin de semana recibimos al Sporting», alerta Rubén García.

Se espera que el del sábado sea un partido físico. Al menos es lo que se suele encontrar el Sporting cada vez que se desplaza a tierras navarras para enfrentarse a Osasuna. Como buen conocedor de la forma de trabajar de Baraja, Rubén García avisa de que «nos encontraremos a un Sporting muy bien plantado, que seguro que nos habrá estudiado a la perfección en todos los sentidos». Además, añade que «nadie tiene la más mínima duda de que nos van a poner las cosas muy difíciles».

A dos días de volver a cruzarse el cuadro gijonés en su camino como profesional, Rubén García se muestra «orgulloso de poder reencontrarme con mis compañeros del año pasado». Pese a que en Gijón muchas son las caras nuevas, el mediapunta tiene varios amigos en el vestuario rojiblanco. Además de Canella, Mariño, Carmona o Álex Pérez, el valenciano también compartió vestuario con jugadores como Nacho Méndez y Dani Martín, que en el curso pasado se ejercitaban con el primer equipo pese a no tener ficha profesional.

 

Fotos

Vídeos