El pitido final abre el camino al derbi

Los seguidores se llevaron una buena imagen de sus futbolistas tras la victoria ante el Nástic. /  P. L.
Los seguidores se llevaron una buena imagen de sus futbolistas tras la victoria ante el Nástic. / P. L.

La afición despidió al equipo al grito de «a por ellos, a por ellos» en alusión al partido del domingo ante el Sporting

R. J. GARCÍA OVIEDO.

El pitido final, con la nueva victoria del Real Oviedo, supuso una explosión de alegría en el estadio Carlos Tartiere, que volvió a ver ganar a los suyos y abrió la semana previa del derbi regional.

A lo largo de la pasada semana, el equipo rehusó cualquier referencia al partido del próximo domingo ante el Sporting. Pero la afición, ayer, cuando acabó el partido, comenzó a cantar aquello de «a por ellos, a por ellos» para trasladar a los jugadores la importancia del encuentro de El Molinón, en el que se jugarán algo que más de tres puntos al tratarse del eterno rival.

La mañana fría de ayer y la derrota de Mallorca del pasado sábado seguro que influyeron en que el Carlos Tartiere registrara la tercera peor entrada de lo que va de temporada, con 12.354 espectadores. Solo hubo menos aficionados ante Osasuna (12.325) y Tenerife (11.611). Fue el primer encuentro en horario matinal en el Carlos Tartiere y se demostró que es una opción que no favorece mucho la asistencia de seguidores al estadio ovetense.

El ambiente fue frío en la grada, salvo en el Fondo Norte, que siempre animó, en especial cuando el equipo más lo necesitaba. En los minutos en los que el Nástic buscaba el empate y dispuso de varios saques de esquina, con un disparo al larguero incluido.

Una de las ovaciones de la tarde se la llevó el canterano oviedista Viti, que se ha consolidado en el once inicial de Anquela, cuando se retiró del campo para que entrara en el mismo Diegui Johannesson. También Saúl Berjón se marchó del estadio entre los aplausos de los oviedistas, que vieron la vuelta del ovetense como un buen argumento para el conjunto azul de cara al final de la competición.

Esta semana se conocerá la forma de reparto de las 1.200 entradas que el Sporting enviará para la afición azul, al precio de 25 euros, el mismo de las localidades para el partido de la primera vuelta para los sportinguistas.

En principio, las entradas serán distribuidas por la Asociación de Peñas del Real Oviedo (Aparo). También se espera conocer las condiciones del desplazamiento, que serán las mismas que la pasada temporadas y del partido del Carlos Tartiere en la primera vuelta.